6 consejos para prevenir un episodio de Insuficiencia Cardíaca

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Aunque la insuficiencia cardíaca es una patología crónica, existen algunos consejos que te pueden ayudar a prevenir la aparición de sus episodios y, por tanto, retrasar la aparición de los síntomas en el tiempo. Simplemente, con introducir pequeños cambios en tu día a día, los efectos en tu calidad de vida se dejarán sentir pronto. ¡Presta atención a estas recomendaciones!

 

  • Practica deporte: en contra del falso mito que dice que si padeces insuficiencia cardíaca no debes hacer ejercicio, los especialistas recomiendan practicar deporte de forma frecuente para mejorar el flujo sanguíneo. La Asociación Americana del Corazón recomienda practicar al menos dos horas y media de deporte a la semana. Eso sí, procura siempre controlar el ritmo y ¡no hagas sobreesfuerzos!

  • Conoce tu cuerpo: como norma general, si padeces insuficiencia cardíaca, es recomendable permanecer atento a los cambios en tu frecuencia cardíaca, así como tomarte la tensión con regularidad para detectar con antelación los posibles cambios que puedan alertarte de un episodio de insuficiencia cardíaca. La mejor forma de controlar la enfermedad es conocerte a ti mismo y anticiparte cuando veas que tu corazón se descontrola.

  • Controla tu alimentación: reducir la cantidad de sal, de grasas y de alcohol es una parte fundamental de los cuidados recomendados para las personas afectadas con insuficiencia cardíaca. Recuerda que somos los que comemos y las grasas, el alcohol y la sal no te benefician en absoluto.

  • No fumes: los residuos del tabaco contribuyen a que las arterias se estrechen y por tanto, dificultan el flujo sanguíneo contribuyendo a empeorar tu enfermedad.

  • Controla las enfermedades relacionadas que pueden empeorar tu situación: como la diabetes, el colesterol o la obesidad.

  • Permanece atento a los cambios de peso: ya que pueden indicar que estás reteniendo líquidos, un síntoma común de la insuficiencia cardiaca. Así pues, controla tu peso siguiendo una dieta saludable de forma regular.

Estas recomendaciones, junto con las indicaciones de tu médico, contribuirán a mejorar tu calidad de vida y a reducir los episodios de insuficiencia cardíaca.

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!