Consejos para tener una teleconsulta satisfactoria

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

La teleconsulta es la realización de consultas médicas entre el profesional sanitario y el paciente, a través de canales telemáticos, pero no debe sustituir a la consulta presencial, cuando esta sea necesaria.

La teleconsulta se ha convertido en la nueva realidad de la medicina. Con la situación actual de la Covid-19 y una sociedad cada vez más digital, la telemedicina es la elección de muchas personas para visitar a su médico.

Un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la gestión de la salud a través del móvil1 afirma que los centros de atención médica telefónica (59%) o la telemedicina móvil (49%), entre otros, son las iniciativas de mHealth más populares en el mundo. Entendiendo mHealth como la práctica médica y de salud pública respaldada por dispositivos móviles.

Desde Tú cuentas mucho queremos compartir contigo una guía de consejos para antes, durante y después de la teleconsulta, creada por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes con la colaboración de Novartis, para que tu visita con el médico sea 100% satisfactoria.

Antes de la consulta:

  • En caso de que tengas una visita de seguimiento localiza los informes clínicos.
  • Ten la información/dudas sobre medicación preparada por si fuera necesario comentar algún aspecto sobre esta.
  • Dedica un rato a pensar cómo te sientes, dudas, y qué te gustaría mejorar de tu calidad de vida (dolor, problemas de sueño, falta de apetito, etc). Te ayudará a mejorar la comunicación.
  • Asegúrate que podrás utilizar un dispositivo que te permita conectarte a la consulta (un ordenador, un smartphone / teléfono inteligente o una tableta).
  • Si lo necesitas, pide ayuda a un familiar o cuidador para que te pueda ayudar y tener todo preparado para la consulta.

Durante la consulta:

  • Ten cuenta aquellas cosas que te preocupan, dudas, y todo lo relacionado con tu enfermedad y tu calidad de vida. Ten a mano el listado, así como un bolígrafo para poder anotar lo que necesites.
  • Si tienes dudas o problemas con tu tratamiento, así como otras terapias o tratamientos, no dudes en preguntar.
  • Si tienes dificultades en la comunicación con el profesional sanitario, y si hay algo que no te queda claro o no has podido oír correctamente, no dudes en volver a preguntar.
  • Si te sientes más tranquilo/a puedes pedirle a un familiar o cuidador que te acompañe y te ayude con los aspectos técnicos.

Después de la consulta:

  • Normalmente, será el profesional sanitario quien finalice la consulta. Por tu seguridad y privacidad, una vez terminada la teleconsulta desconecta tu cámara y sal de la aplicación.
  • Ten en cuenta todo lo que habéis comentado durante la consulta, si te sirve de ayuda, anota lo más importante y si te has dejado alguna duda sin responder, puedes retomarla en tu próxima consulta. Es bueno que valores la teleconsulta y puedas contribuir a mejorar próximas conexiones.

La Relación médico-paciente se construye entre los dos y es muy importante trabajar conjuntamente.

Y recuerda, ¡sigue las recomendaciones y consejos que te haya indicado el profesional sanitario!