¿Afectará el cáncer de mama a mi trabajo?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Si te acaban de diagnosticar cáncer de mama o ya lo padeces, probablemente te habrás hecho muchas preguntas, como por ejemplo, ¿qué le digo a mi superior?; ¿debería dejar de trabajar por un tiempo?; ¿me afectará a mi rendimiento?

Si te han diagnosticado cáncer de mama, probablemente tengas que adaptar tu rutina a las nuevas necesidades. Desde Tú cuentas mucho queremos ofrecerte algunos consejos para afrontar el entorno laboral.

Lo primero, si tienes cáncer de mama y decides seguir trabajando, es consultárselo a tu médico.

Él te dirá cómo pueden afectar los efectos secundarios del tratamiento a tu trabajo y te lo programará en función de tus horarios. Además, deberás aprender a manejar estos efectos.

En algunos casos, las personas que padecen cáncer de mama, así como pasa con otras enfermedades que impactan de manera importante en la vida, experimentan problemas a la hora de memorizar o pensar. Estos “efectos cognitivos”, como la falta de concentración, pueden afectar a tu vida laboral, dificultándola. Si sientes que es difícil mantener la concentración o no puedes memorizar con facilidad, deberías hacer lo siguiente:

  • Crear una lista de lo que tienes que hacer, ya que apuntar todas las responsabilidades laborales, nos ayudará a mantener un control.
  • Anotar todas las citas y reuniones importantes, con fecha y hora.
  • Haz un seguimiento de entrega, la comprobación de que todo está realizado es necesaria.
  • Sé organizada e intenta planificar tu día a día en el trabajo para evitar complicaciones innecesarias.

Tu rutina laboral puede ofrecerte retos, pero la supervisión de tu médico y tu organización servirá para mantenerlo todo bajo control. Recuerda que tu médico te aconsejará qué es lo mejor: si seguir trabajando o dejarlo por un tiempo.