¿Cuáles son los síntomas de la anemia?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

¿Has experimentado alguna vez un cansancio que no sabes muy bien a qué atribuir? ¿Persiste esa sensación durante días? Puede ser una de las primeras señales de que se está sufriendo una anemia. Sin embargo, muchas personas con anemia no son conscientes de ello si presentan una forma leve o moderada, y sólo lo descubren por casualidad al hacerse un análisis de sangre.

La anemia es una enfermedad en la que la sangre tiene una cantidad de glóbulos rojos inferior a la normal. Los glóbulos rojos contienen una proteína, la hemoglobina, que se encarga de transportar a todos los rincones del organismo el oxígeno que nuestras células necesitan para su buen funcionamiento.

La hemoglobina es rica en hierro, que confiere su característico color rojo a la sangre, y lo obtenemos de una variedad de alimentos. En condiciones normales, los glóbulos rojos tienen un ciclo vital de alrededor de 120 días y la médula ósea los produce de forma constante para reemplazarlos, junto con otras células de la sangre.

La anemia se presenta si, por diversas causas, disminuye la cantidad de glóbulos rojos o éstos no contienen suficiente hemoglobina.

El cuerpo no recibe el volumen de oxígeno que necesita y comienza a manifestarlo con una serie de síntomas:

  • Fatiga o sensación de debilidad: falta energía para desenvolverse con normalidad en la vida cotidiana.
  • Dificultad para respirar.
  • Aspecto pálido y sequedad de la piel, que pierde su tono rosado para adquirir uno más amarillento.
  • Mareos o síncopes, dependiendo de la gravedad de la anemia.
  • Alteraciones del ritmo cardiaco, como taquicardias o palpitaciones. El pulso puede ser débil y rápido.
  • Dolor de cabeza.
  • Mayor sensación de frío en las manos y los pies.
  • Trastornos digestivos, como falta de apetito, náuseas y en ocasiones estreñimiento.
  • Alteraciones de la menstruación en la mujer en edad reproductiva, que puede llegar a disminuir o desaparecer si la anemia es grave para evitar la pérdida de sangre.

El Dr. Pedro Conthe, especialista en Medicina Interna e investigador en el campo de la prevención y las enfermedades crónicas, nos explica que los síntomas y signos de la anemia responden en general a un cuadro de debilidad; el síntoma más común de todos es la fatiga, la escasa tolerancia al esfuerzo.

Las causas y las formas de presentación de la anemia son muy variables.

De hecho, al comienzo incluso puede pasar desapercibida, de manera que más de la mitad de las anemias se descubren de forma fortuita al hacer un análisis sanguíneo. Cuando la anemia se instaura de forma más brusca, el paciente nota con más intensidad los síntomas descritos: es el momento de acudir al médico.

La buena noticia es que la anemia más común es la que se produce por un déficit de hierro y otros nutrientes esenciales en la dieta, que se puede corregir con facilidad o, mejor aún, se puede prevenir. Hay que estar atentos para proporcionar al organismo un aporte suficiente de hierro, especialmente durante el embarazo, en los niños y adolescentes durante las etapas de fuerte crecimiento o en las personas mayores de 65 años.

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!