Trastornos que pueden afectar a tu sueño

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

Un trastorno del sueño es una afección que provoca cambios en nuestras rutinas de sueño, pudiendo alterar nuestro descanso y provocando, en consecuencia, agotamiento físico y mental, bajo rendimiento, cansancio, falta de concentración, ansiedad, depresión etc.  

Estos síntomas están relacionados con la fisiología de sueño, ya que durante el descanso se producen cantidad de procesos biológicos fundamentales para el cuerpo humano, como la conservación de la energía, la regulación del metabolismo, la consolidación de la memoria o la activación del sistema inmunitario.1

 

Tipos de trastornos y causas:  

Para entender las causas, primero hay que conocer los tipos de trastornos del sueño que podemos experimentar, aunque se dice que existen más de 100 tipos de trastornos de distintos orígenes, como: insomnio, sonambulismo, hipersomnia, narcolepsia, piernas inquietas, sonambulismo, etc. Según la Clasificación internacional de los trastornos del sueño (ICSD) esto se pueden clasificar en tres grupos para entender un poco más su origen y por lo tanto su causa: 2

  • Disomnias: Se denomina así a los trastornos del sueño que se caracterizan por problemas en la cantidad, calidad y horario del sueño. Dentro de esta también se puede establecer una pequeña clasificación para identificar distintos trastornos: 
    • Trastornos intrínsecos del sueño: Dentro de estos encontramos por ejemplo el insomnio psicofisiológico, el idiopático, la narcolepsia, la hipersomnia recurrente o idiopática, o el síndrome de las piernas inquietas.
    • Trastornos extrínsecos del sueño: En este otro grupo se encuentran por ejemplo el trastorno ambiental del sueño, como ruidos o alteraciones externas a nuestra fisionomía, insomnio de altitud, que se produce a partir de los 2.000 metros, trastorno del sueño por falta de adaptación, indigestión nocturna de comidas, bebidas o fármacos.
    • Trastornos del ritmo circadiano del sueño: Dentro de estos encontramos el síndrome del cambio de zona horaria, conocido comúnmente como jetlag, alteraciones del sueño provocadas por horarios de trabajo nocturno, entre otros.
  • Parasomnias: Son trastornos del sueño al igual que las disomnias, pero en este caso están asociadas a episodios breves de despertar, por lo tanto, no se producen alteraciones importantes en la fisiología del sueño. Destacan por ejemplo el sonambulismo, los calambres nocturnos, pesadillas o el bruxismo, entre otros.
  • Trastornos del sueño asociados con procesos médicos o psiquiátricos: Dentro de esta vertiente nos encontramos con alteraciones del sueño relacionadas con trastornos mentales, como la depresión, o trastornos neurológicos, como la enfermedad de Párkinson, epilepsia, migraña, etc. También pueden estar relacionados con otras patologías más leves como el asma o enfermedades gastrointestinales.

¿Por qué es importante cuidar nuestro descanso?

El descanso adecuado en adultos normales sería entre 7 y 8 horas según lo que indica la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, en la infancia, concretamente, en los primeros años los recién nacidos necesitan dormir alrededor de 16/18 horas 3. ¿A qué se debe esta diferencia?

El sueño cumple funciones imprescindibles en las distintas etapas de desarrollo. En el caso de los niños, el sueño es fundamental para el crecimiento y el desarrollo de funciones neurológicas. En adultos durante el sueño reparamos el sistema inmunitario, consolidamos la memoria, regulamos la temperatura corporal y el metabolismo.3
 

¿Cómo tratamos los trastornos del sueño? Consejos para lograr un mejor descanso

La clave es identificar el tipo de trastorno y por ende su causa. ¿Te has identificado con alguna de estas alteraciones nocturnas?

Para identificar la causa del trastorno te recomendamos acudir a los profesionales, gracias a ellos sabrás si requieres de un tratamiento, por ejemplo, píldoras para dormir o suplementos de melatonina, o por el contrario quizas lo que necesitas es aplicar cambios en tu estilo de vida, como una alimentación saludable, actividad física regular, cumplir un horario de sueño regular, etc.

¡Estamos contigo! Porque tú, para nosotros, cuentas mucho.

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!