¿Qué son los síndromes mielodisplásicos?

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Los síndromes mielodisplásicos (SMD) son un grupo de patologías hematológicas, es decir, que afectan a la sangre y en concreto a la producción de células sanguíneas. Son un tipo de cáncer de la sangre.

Para entender cuál es el origen de estas enfermedades es necesario comprender cómo funciona la médula ósea. Ya te lo contamos con detalle en este artículo, pero te explicamos lo esencial:

- La médula ósea es un tejido esponjoso que se encuentra en los huesos y en el que se encuentran las células madre sanguíneas (células inmaduras o blastocitos).

- Estas se transforman dentro de la médula produciendo las células sanguíneas que tienen distintas funciones en el organismo:

  • Glóbulos rojos (que transportan el oxígeno)
  • Glóbulos blancos (que protegen de las infecciones)
  • Plaquetas (que ayudan a detener las hemorragias).

- Asimismo, cuando estas células sanguíneas envejecen, se vuelven a crear nuevas para reemplazarlas.

En el caso de las personas que tienen algún síndrome mielodisplásico, este proceso de formación de las células no funciona correctamente y no se producen células sanguíneas suficientes, porque mueren en la propia médula antes de pasar a la sangre o tras pasar a esta; o las que se producen, no funcionan como deberían.

Como resultado, las personas con estas patologías, cuando se someten a un análisis de sangre, presentan un bajo recuento de algunas de estas células sanguíneas , lo que se traduce en síntomas como la anemia, provocada por el déficit de glóbulos rojos, infecciones, causadas por el bajo número de glóbulos blancos en la sangre y sangrados, producidos por el bajo número de plaquetas.

¿Cuáles son las causas de los síndromes mielodisplásicos?

Los síndromes mielodisplásicos afectan en su mayoría a personas de mediana edad, por lo general se diagnostica en torno a los 70 años2. Solamente un 10% de las personas con esta enfermedad tiene menos de 50 años2.

Las causas que provocan esta disfunción en las células madre se desconocen, y en muchos casos se cree que pueden estar relacionadas con el propio envejecimiento del organismo.

No obstante, se ha relacionado la exposición a ciertos factores ambientales con los síndromes mielodisplásicos, como:

- La exposición al humo del tabaco.
- La exposición prolongada a agentes químicos agrícolas o disolventes.
- En un 10% de los casos, se desarrolla la patología tras la exposición a la radiación, tras un tratamiento de radioterapia o quimioterapia para tratar otro tipo de enfermedad.

Se han identificado algunos casos de SMD que se creen hereditarios, pero actualmente no se ha podido determinar cómo se transmite esta herencia.

En algunos casos, los SMD pueden derivar en un tipo de leucemia conocida como LMA o Leucemia Mieloblástica o Mieloide Aguda. Puedes encontrar más información sobre esta patología en Tú cuentas mucho, si te interesa.