¿Cómo saber si un riñón no funciona bien después de un trasplante?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Si tú o alguien cercano se va a someter a un trasplante de riñón próximamente, o incluso, si ya lo ha hecho, es importante conocer un poco más sobre cómo puede reaccionar tu cuerpo al órgano trasplantado y qué podría pasar si el organismo lo rechaza.

Como ya sabemos, los riñones tienen la función de filtrar y eliminar los desechos y fluidos de la sangre mediante la producción de orina. En ocasiones se puede dar el caso de que no funcionen correctamente y pierdan esta capacidad de filtración, lo que provoca una acumulación de toxinas nocivas en el cuerpo, llegando a originar unainsuficiencia renal. Las personas que la padecen deben someterse a diálisis o a un trasplante para alargar su vida y mejorar la calidad de esta.

Hay que entender que después de la cirugía es posible que el cuerpo rechace el nuevo órgano, ya que el sistema inmunitario, siguiendo su función principal, lo interpreta como un cuerpo extraño que puede ser una amenaza?. Por tanto, introducir un tejido u órgano ajeno en una persona puede provocar una reacción inmunológica destinada a destruir el tejido intruso.

Los especialistas clasifican el rechazo del trasplante renal en cuatro tipos: hiperagudo, acelerado, agudo y crónico y cada uno se manifiesta en forma y tiempo diferente. Por ejemplo, el hiperagudo se puede dar en el mismo momento de la operación o pocas horas después; el acelerado se produce durante los primero días; el agudo y el crónico es más frecuente pasados los primeros meses, pero gracias a los inmunosupresores han disminuido notablemente. De todas formas, es importante reconocer los síntomas más generales para acudir al especialista de inmediato

¿Cómo se si mi organismo está rechazando el riñón trasplantado?

  • Fiebre
  • Vómitos y diarreas
  • Ganas de orinar poco frecuente, molestias, orina con sangre o con un color diferente al habitual
  • Resultados de análisis con niveles anómalos de la creatinina (sustancia orgánica de desecho que filtran los riñones)
  • Color amarillo en piel y mucosas
  • Hipertensión
  • Frecuencia cardiaca muy baja o elevada
  • Dolor en la zona del injerto

Para intentar evitar que ocurra un rechazo, es necesario tomar la medicación todos los días, no olvidarse de las visitas médicas y cumplir siempre con lo que diga el nefrólogo. Una vida sana y una dieta equilibrada ayudará a disminuir las infecciones y hacer más resistente al organismo.

Un dato relevante, es que en España en 2019 se realizaron 3.423 trasplantes renales, siendo el Hospital de Bellvitge en Hospitalet el que se encuentra a la cabeza. De esta manera el país, mantiene su liderazgo mundial durante los últimos 28 años.