Alimentos que cuidan nuestro corazón. ¿Cómo prevenir un infarto?

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

La alimentación es una pieza clave en la salud, pero sobre todo es una pieza clave para evitar y prevenir ciertas patologías. En este  hablamos de la importancia de la alimentación en nuestra salud cardiovascular como método para prevenir un posible fallo cardíaco.

¿Sabías que el infarto de miocardio es la primera causa de muerte en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)? Esta representa  un 16% del total de muertes en el mundo,1 una tasa de mortalidad que se puede reducir con una alimentación saludable. Vamos a descubrir cómo:

¿Qué debemos tener en cuenta?

  • Reducir el consumo de sal en la comidas: Posiblemente una de las recomendaciones más populares en cuanto a salud cardiovascular. El problema es que en muchas ocasiones no somos conscientes de la cantidad de sal que consumimos porque a esta se la considera “invisible”. Se encuentra dentro de los alimentos procesados y podría significar el 70 o 75% de la sal que consumimos de manera diaria.  2
  • Prevenir la diabetes también nos ayuda a prevenir un infarto: El 80% de las personas que padecen diabetes tipo 2, aumentan sus posibilidades de padecer algún accidente cardiovascular. La Federación Española del Corazón nos cuenta en este artículo cómo prevenir la diabetes para cuidar nuestro corazón.
  • La bollería industrial es uno de los enemigos acérrimos de nuestro corazón: Dentro de este grupo de alimentos ultraprocesados entran también las galletas, los snacks, los cereales azucarados, etc. Estos productos contienen grasas trans, es decir, aquellas que se obtienen cuando convierten aceites líquidos en grasas sólidas, como manteca o margarina. 3
  • Las bebidas excitantes también pueden alterar nuestra salud cardiovascular: Estas traen consigo muchos factores negativos. En primer lugar, estas bebidas suelen contener altos índices de azúcar y aditivos, por lo tanto también se relacionan con problemas de obesidad o de diabetes, algo que como decíamos hay que prevenir. Por otra parte muchas contienen también cafeína, la cual aumenta nuestra frecuencia cardiaca y puede elevar la presión arterial si se consume de forma descontrolada. 4

Alimentos para cuidar nuestra salud cardiovascular

¿Qué alimentos nos ayudan a cuidar el corazón? Es importante destacar, una vez más, que una alimentación saludable y equilibrada es clave para cuidar nuestra salud, pero es cierto que hay ciertos alimentos que, gracias a sus propiedades, además de ser saludables, nos pueden ayudar a prevenir un posible infarto.

  • Las legumbres: Por desgracia las legumbres son un tipo de alimento que ha perdido mucha popularidad en los últimos años, se considera más bien un complemento en comidas y no un superalimento con propiedades muy beneficiosas para la salud. De hecho, por todos sus beneficios, los expertos recomiendan consumir legumbre entre tres y cuatro veces a la semana. Estas tienen la capacidad de reducir  significativamente los niveles de colesterol LDL, por lo tanto reducen el riesgo cardiovascular. 5
  •  Lácteos: A diferencia de lo que pueden parecer los lácteos, son alimentos muy completos y beneficiosos para la salud. Son fuente de proteínas y de calcio, contienen lactosa, el azúcar natural de la leche, vitaminas y entran dentro de los alimentos probióticos, por lo que mejoran la respuesta inmunitaria. El problema es que no todos los lácteos son recomendables cuando queremos cuidar nuestro corazón, porque algunos tienen un excedente de grasa que no es conveniente en estos casos. Lo recomendable es sustituir los quesos curados o semicurados, por aquellos con menor índice de grasa y la leche entera por una semidesnatada o desnatada. 6
  • Frutas y verduras: Tanto frutas como verduras son un básico de cualquier alimentación saludable. Gracias a su aporte de agua al cuerpo, sus vitaminas, minerales, fibra y en muchos casos los antioxidantes que nos aportan se convierten en claves para la prevención y el cuidado de nuestro corazón. Las fresas, los arándanos o la papaya por ejemplo, son algunas frutas muy recomendables para evitar infartos.
  • Pescado azul y carne blanca: Al igual que ocurre con los lácteos, los pescados y las carnes son también alimentos muy beneficiosos para nuestra salud, pero es preferible dentro de estos seleccionar los más “limpios” y bajos en grasas.
  • Chocolate, té verde y frutos secos: A pesar de lo que pueda parecer el cacao, es rico en fibra soluble y flavonoles, un tipo de flavonoide que cumple un efecto cardioprotector y cuenta además con propiedades antioxidantes, que reducen la presión arterial. Eso sí, el chocolate cuanto más puro mejor. 7

En definitiva nuestra dieta mediterránea tradicional, aplicando algunos de estos consejos, se puede convertir en la mejor herramienta para cuidar nuestro corazón y prevenir un fallo cardíaco.

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!