Cómo controlar tu estado de ánimo con Esclerosis Múltiple

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

Cuando vives con esclerosis múltiple (EM) , el estado anímico es uno de los grandes obstáculos en el día a día, pues las emociones no son fáciles de controlar. No obstante, las expertas Yolanda Higueras, neuropsicóloga, y Rosemarie Wilson, life coach, nos dieron algunos consejos y trucos en la sesión Mi cuerpo, mi mente, mi voz.

Aquí tienes los principales consejos y puntos clave para que aprendas a controlar tus emociones.  ¿Te animas a ponerlos en práctica?

  1. No te sientas un extraño ni te obsesiones. Los cambios de humor con la EM son muy frecuentes, así que aprende a vivir con ellos. Te recomendamos hacer una lista con aquellos mensajes y tareas que te diviertan y te hagan sentir bien. Sólo tienes que cambiar de tarea o pensar en esos mensajes cuando aparezcan emociones negativas o frustración y pesimismo.

  2. El estrés es el peor enemigo. Es muy habitual que, ante un evento importante o una gran decisión, las emociones te jueguen una mala pasada. Para evitarlo, recuerda qué cosas valen realmente la pena y si lo que te quita el sueño es una de ellas o no. Respira, sosiégate y tranquilízate.

  3. No dejes que el futuro te preocupe en exceso. Lo que está por llegar es impredecible. Centrarte en el hoy y empaparte de aquello que te beneficia, puede ser una de las mejores decisiones que puedas tomar: una conversación agradable con tus seres queridos o tomarte un rato para alguna de tus aficiones puede ayudarte mucho. ¡Encararás la vida con otra actitud!

  4. Busca de forma activa momentos y cosas que te provocan bienestar. No hay una fórmula única para que algunos efectos cognitivos, como la falta de concentración o la fatiga, te dejen de afectar. Tu caso es único y los efectos de la EM también. Por tanto, tus emociones ante estos síntomas cambiarán en función de tu forma de ser. Debes permanecer atento y buscar proactivamente momentos de bienestar que contrarresten esas emociones: salir a dar un paseo, los espacios abiertos y la luz solar te llenarán de positividad y te ayudarán a relajarte.

  5.  Los seres queridos son imprescindibles y su comprensión, la mejor medicina. A veces puede ser complicado para ellos, pero que tus seres queridos se involucren y estén bien informados para comprender tus cambios de humor os puede ayudar a superar los momentos de bajón.

Este es sólo un resumen de esta sesión. Seguro que hay muchas más cuestiones que te interesan en torno a tu enfermedad. Por eso te animamos a participar en próximos eventos a través de nuestras redes sociales, porque tus experiencias y preguntas pueden ayudar mucho. Te mantendremos al día si hay más sesiones para que puedas participar y compartir tus consultas.

Si vives con una persona con EM y quieres saber más, puedes empezar por este artículo.

Si te acaban de diagnosticar esclerosis múltiple y estás un poco perdido, no te preocupes, es normal. En este artículo te ayudamos a dar los primeros pasos. ¡No te lo pierdas!