¿Cuáles son las primeras señales de Alzheimer?

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

La demencia es el término general para la disminución en la memoria y otras habilidades cognitivas de una persona, que es lo suficientemente grave como para interferir en la vida diaria. No es una parte normal del envejecimiento.1 Entre un 5 y 8% de la población general de más de 60 años sufre demencia en algún momento.4

La causa más común de demencia es el Alzheimer, una enfermedad cerebral progresiva que resulta en la pérdida de las células del cerebro y su función.1 Y según los últimos datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), 800.000 españoles padecen la enfermedad de Alzheimer y, pese a las consultas por parte de los pacientes, el 80% de los casos leves están sin diagnosticar.5

800.000 españoles padecen la enfermedad de Alzheimer y, pese a las consultas por parte de los pacientes, el 80% de los casos leves están sin diagnosticar.5

El Alzheimer se caracteriza por alterar la memoria episódica, que es aquella autobiográfica, es decir, la que posee los recuerdos de la historia personal de cada individuo.2 Su curso, normalmente, es progresivo lento e insidioso y por esta razón es bueno conocer cuáles son sus síntomas más precoces4:

  1. Pérdida de la memoria que altera la vida cotidiana: Una de las señales más comunes, especialmente en la etapa temprana, es olvidar la información recientemente aprendida y hacer las mismas preguntas repetidamente y la necesidad cada vez más notoria de depender de ayudas para la memoria.
     
  2. Dificultad para planificar o resolver problemas: Los pacientes pueden experimentar cambios en su capacidad para desarrollar y seguir un plan o trabajar con números o tener dificultades para concentrarse y tardan más tiempo que antes en hacer cosas cotidianas.
     
  3. Dificultad para completar tareas habituales: A las personas que viven con la enfermedad de Alzheimer a menudo les resulta difícil completar las tareas rutinarias. A veces pueden tener problemas para conducir a un lugar conocido, para organizar una lista de compras o recordar las reglas de un juego favorito.
     
  4. Desorientación en cuanto al tiempo o lugar: Pueden perder la noción de las fechas, las estaciones y el paso del tiempo. Pueden tener problemas para entender algo si no sucede de inmediato.
     
  5. Dificultades para comprender imágenes visuales y relaciones espaciales: Para algunas personas, los problemas de visión son una señal de la enfermedad de Alzheimer. Esto puede ocasionar dificultades con el equilibrio o problemas para leer.
     
  6. Nuevos problemas con las palabras al hablar o escribir: Los pacientes con Alzheimer pueden tener problemas para seguir o unirse a una conversación. Pueden detenerse en medio de una conversación y no tener idea sobre cómo continuar, o repetir lo que dijeron.
     
  7. Cambios en el humor y la personalidad: Otra de las señales pueden ser los cambios de humor y personalidad. Pueden sentirse confundidos, desconfiados, deprimidos, temerosos o ansiosos. Pueden enfadarse fácilmente con familia, amigos o cuando están fuera de su zona de confort.

Si existen sospechas de un inicio de los síntomas del Alzheimer, o de cualquier otra forma de deterioro cognitivo, es conveniente acudir al médico para que pueda evaluar su alcance y actuar convenientemente.