Conoce la EPOC en profundidad

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Hoy te proponemos hacer un recorrido por la EPOC o enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Te contamos todo lo que debes saber sobre esta patología respiratoria que afecta a 251 millones de personas en el mundo1.

La EPOC es una enfermedad progresiva y difícil de detectar

Es silenciosa, ya que aparece lentamente y sin síntomas evidentes en fases iniciales. Se trata de una de las condiciones respiratorias más comunes en los adultos y suele diagnosticarse en personas de edad avanzada. Sus síntomas habituales son la dificultad para respirar, falta de aliento (o disena), tos excesiva y producción excesiva de moco.

A medida que la enfermedad evoluciona, las personas con EPOC experimentan dificultades para realizar actividades cotidianas como caminar o subir y bajar escaleras, influyendo directamente en su calidad de vida. Esto se debe a que sus vías respiratorias se obstruyen como consecuencia de la inflamación o el exceso de mucosidad, y el cansancio se acentúa.

La EPOC, en muchos casos, lleva aparejados algunos síntomas psicológicos derivados de la dependencia, el aislamiento y la depresión que genera en algunas personas. Te invitamos a conocer el caso de Rosalía: “Me pongo nerviosa, estoy dándole vueltas al coco constantemente”.

La ansiedad de la EPOC 

A pesar de que esta patología acaba cambiando la vida de las personas que viven con ella, es importante adaptarse a esta condición para seguir haciendo lo que te gusta y mantenerte feliz. Y, es que, a día de hoy no existe cura para esta enfermedad, pero es posible controlar sus síntomas y adoptar una serie de rutinas y hábitos de vida que ayuden a paliar el impacto de la enfermedad en el día a día. Mantenerte activo, descansar adecuadamente o dedicarte tiempo a ti mismo son algunos de los consejos para mantenerte feliz con EPOC.

Al tratarse de una enfermedad crónica, ¡hay que aprender a vivir con ella para llevar una vida plena y evitar caer en la depresión! Conoce los casos de otras personas que viven con EPOC para conocer mejor cómo afrontarla y aceptarla: 

El principal factor de desarrollo de la EPOC es la exposición al humo del tabaco, aunque existen otros causantes como el aire contaminado, los vapores químicos o incluso el polvo1. Por eso, lo mejor para prevenir esta patología es dejar de fumar y evitar exponerse al humo del tabaco.

Para finalizar, debes saber que es habitual que las personas con EPOC, si no tienen la enfermedad suficientemente controlada, sufran exacerbaciones o períodos en los que los síntomas se agravan durante un período de tiempo. Estas exacerbaciones, si se van acompañadas de determinados síntomas, pueden requerir de atención médica urgente. Consulta el artículo ¿Cuándo acudir a un centro de emergencias? para conocerlos y no dudes en consultar con tu médico si te surge alguna duda.

Esperamos haberte ayudado a conocer un poco mejor esta patología respiratoria crónica. ¡Cuídate mucho y confía en tu médico para ganarle la batalla a la EPOC!