¿Cuáles son los síntomas de la mielofibrosis?

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

Como te hemos contado en artículos anteriores, la mielofibrosis es una patología que afecta a la sangre, y en la que la médula ósea es reemplazada por tejido cicatricial fibroso.

La mielofibrosis aparece normalmente de forma lenta, por lo que en las primeras etapas los pacientes normalmente no detectan los síntomas. A medida que la alteración en las células de la médula ósea va en aumento, algunos de los signos que puede detectar la persona, son los siguientes:

  • Cansancio y debilidad.
  • Dificultad para respirar y palidez.
  • Agrandamiento del bazo, lo que produce dolor en el lado inferior izquierdo de las costillas y sensación de sentirse muy lleno tras ingerir muy poca comida.
  • Aparición de hematomas sin causa aparente.
  • Hinchazón en las piernas.
  • Tendencia al sangrado.
  • Fiebre.
  • Sudoración nocturna.
  • Dolor de huesos, de forma menos frecuente.

Esta patología se da principalmente en personas mayores de 50 años, y como se ha explicado, se desarrolla de forma lenta. De aquí la importancia de realizar controles médicos rutinarios de forma periódica una vez sea diagnosticada.

Si quieres seguir aprendiendo sobre la mielofibrosis, atento a Tú cuentas mucho y a nuestras comunidades en redes sociales.