¿Qué probabilidad tengo de tener glaucoma?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Las causas del nervio óptico generalmente se deben al aumento de la presión del ojo (conocida como presión intraocular o PIO). Las causas del glaucoma pueden ser diversas en función del tipo de glaucoma del que se trate. Puedes conocer las causas de esta enfermedad con detalle en "¿Qué causa el glaucoma? ¡Te lo explicamos!" No obstante, aparte de que exista una causa concreta, existen además determinados factores que contribuyen a aumentar el riesgo de tener glaucoma. Esto no significa que, si en tu caso se da alguno de estos factores, vayas a tener glaucoma inevitablemente, pero sí es posible identificar si estás entre los grupos de riesgo. En caso de que sea así, es conveniente que te hagas revisiones oculares con frecuencia para detectarlo precozmente.

Estos son los factores que aumentan el riesgo de desarrollar glaucoma

Tener más de 60 años

Aunque esto no significa que las personas más jóvenes no puedan desarrollar glaucoma, si tienes más de 60 años, tienes un riesgo mayor, por lo que es conveniente hacer visitas periódicas al oftalmólogo. Al menos, una vez al año.

Ser de raza afroamericana o, hispana con más de 60 años

Las personas de origen afroamericano y las hispanas de más de 60 años tienen una mayor probabilidad de padecer glaucoma. También, en el caso de las asiáticas, existe una mayor probabilidad de padecer glaucoma de ángulo cerrado, concretamente.

Antecedentes familiares

Si algún familiar directo tiene glaucoma, tienes cuatro veces más posibilidades de desarrollarlo, que si no hay ningún antecedente en tu familia. Normalmente, se trata del visión en túnel o manchas oculares, glaucoma de ángulo abierto, ya que es hereditario.

Lesiones oculares

Determinadas lesiones en el ojo pueden provocar daños en el nervio óptico produciendo glaucoma. El desarrollo del glaucoma, puede darse en el momento de producirse la lesión o con posterioridad debido al hematoma que provoca en el ojo.

Uso de algunos medicamentos como los corticosteroides

El uso de estos medicamentos en determinadas dosis puede incrementar el riesgo de aparición del glaucoma. Si es este tu caso, háblalo con tu médico para que vigile con frecuencia tu presión ocular.

Tu estado de salud general

Enfermedades como la diabetes, la presión arterial alta u otras patologías cardíacas pueden aumentar el riesgo de aparición del glaucoma.

Otros factores de riesgo pueden ser

Tener miopía alta, hipertensión ocular o un espesor corneal central inferior a 0,5 mm.

En todo caso, todas las personas pueden sufrir glaucoma, independientemente de que presenten o no los factores de riesgo, por lo que te recomendamos que vigiles la salud de tus ojos y visites al menos una vez al año al oftalmólogo para asegurarte de que en caso de aparecer glaucoma, se detecta a tiempo y se puede prevenir su avance.

Verás que si incorporas poco a poco estas sencillas rutinas a tu día a día, tu vida con glaucoma será mucho más llevadera y, junto con tu equipo médico, podrás llevar un control adecuado de la enfermedad para evitar que empeore.