Alergias e intolerancias alimentarias, ¿cuál es la diferencia?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Una gran parte de la población mundial puede tomar cualquier tipo de alimento sin ninguna complicación. Sin embargo, debes saber que las alergias e intolerancias alimentarias son cada vez más frecuentes.

Tanto las alergias como las intolerancias forman parte de lo que se conoce como reacciones adversas no tóxicas, es decir, que en nuestro cuerpo no reacciona correctamente al tomar alimentos en buen estado y esto provoca que aparezcan diversos síntomas que no son beneficiosos para el organismo.

Dentro de estas reacciones adversas a los alimentos, se consideran verdaderas alergias, aquellas en las que se produce una respuesta del sistema inmunológico del cuerpo para hacer frente a una proteína. Por ejemplo, la alergia a la leche se produce por una reacción del sistema inmune ante la proteína de la leche.

Dentro de las alergias, en función de la respuesta del sistema inmune, se distinguen las que están mediadas por el anticuerpo IgE y las que no. Estas últimas, anteriormente, eran las que se conocían como intolerancias alimentarias; pero, en la actualidad, se conocen como alergias no mediadas por IgE.

Por su parte, las intolerancias alimentarias, se considera que son aquellas en las que la reacción adversa no es de tipo inmunológico y, por tanto, no hay una respuesta del sistema inmune ante la presencia del alimento.

Como hemos visto, las distintas respuestas del organismo diferencian las alergias y las intolerancias, pero además existen otras diferencias en función de sus efectos y la incidencia de cada una de ellas:

  • Las intolerancias como la celiaquía o la intolerancia a la lactosa pueden hacer que una persona se encuentre mal. Se suelen manifestar en forma de acidez, cólicos, diarrea o dolor de estómago.
  • Sin embargo, los síntomas de las alergias van más allá. Entre ellos podemos encontrar urticaria, voz ronca y sibilancias, aunque también pueden presentarse otros síntomas como hinchazón de algunas partes del cuerpo, picazón o mareos.
  • Si bien son muchas las personas que pueden llegar a tener algún tipo de intolerancia alimentaria, las alergias son un fenómeno mucho menos frecuente.

Si crees que tú o alguien de tu entorno tiene una alergia o intolerancia a algún alimento ten presentes estos consejos:

  • Si has notado algún problema tomando algún alimento concreto, consulta con tu médico para descartar la intolerancia. Los alimentos que con más frecuencia provocan intolerancias son a leche de vaca, el huevo, los frutos secos, los pescados, los mariscos, las legumbres, los cereales, algunas frutas y algunas especias.
  • Evita tomar el alimento que te ha provocado la reacción ya que es el tratamiento más efectivo contra la alergia o intolerancia.
  • Habla con tu médico lo antes posible para que averigüe el origen de la reacción adversa y te derive al alergólogo, si es necesario.
  • Si ya conoces que tienes alergia o intolerancia, lee cuidadosamente las etiquetas de los alimentos y no olvides preguntar siempre en los restaurantes para no tomar ninguno de los que te provocan alergia o intolerancia por error.

Sabemos que es una complicación convivir con una alergia o una intolerancia alimentaria, pero desde Tú cuentas mucho te apoyamos en todo momento. Infórmate y cuídate mucho. ¡Estamos contigo!

Curated Tags