Cuándo deberías acudir a urgencias si tienes policitemia vera

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

La policitemia vera  (PV) es una enfermedad hematológica que se caracteriza por un aumento descontrolado de glóbulos rojos, haciendo que la sangre adquiera una textura más espesa. Como el resto de las neoplasias mieloproliferativas, su causa se encuentra en un trastorno de la médula ósea.

A pesar de que se considera una enfermedad crónica, con el tratamiento adecuado se puede llegar a manejar eficazmente durante largos periodos de tiempo. Para ello, es esencial que se diagnostique en una fase temprana y se lleve un seguimiento constante con el hematólogo para analizar su evolución.

Sin embargo, hay algunas complicaciones que pueden surgir como consecuencia de la policitemia vera. Hoy vamos a contarte en qué ocasiones podrías tener que acudir a urgencias si vives con esta enfermedad. ¡Vamos allá!

  1. Si sientes dolor en la pierna, enrojecimiento, aumento de volumen y sensación de calor en la pierna afectada, acude al médico cuanto antes.
    Esto podrían ser síntomas producidos por la trombosis venosa profunda (TVP). Esta se produce cuando se forman coágulos en venas profundas del cuerpo, obstruyendo la circulación de la sangre a regiones u órganos del cuerpo.
     
  2. Si notas dolor o sensación de presión o ardor en el pecho que se puede extender hasta los hombros, brazos, parte superior del abdomen, la espalda, el cuello o la mandíbula, y que normalmente empeora al moverse. Además, puede venir acompañada de náuseas, indigestión, dificultad para respirar, sudoración súbita e intensa, mareos, fatiga y sensación de inquietud.
    Esto se debe a que, en algunos casos, pueden existir complicaciones como el síndrome coronario agudo (SCA). En este caso, se produce cuando el flujo de sangre que llega al corazón se reduce súbitamente, pudiendo desembocar en un infarto de miocardio.
     
  3. Si experimentas dificultad para hablar o alguien de tu entorno detecta que no eres capaz de comprender lo se te está diciendo o notas parálisis de la cara, el brazo o la pierna, desviación de la comisura de la boca, o problemas para ver en uno o ambos ojos, dolor de cabeza y problemas para caminar puede deberse a un accidente cerebrovascular o ictus, ya que es otra de las complicaciones posibles en las personas con policitemia vera.
    Este se produce cuando el suministro de sangre a una región del cerebro se interrumpe o se reduce, provocando la muerte de células cerebrales con el paso de los minutos. De ahí la importancia de contactar con un servicio de urgencias cuanto antes, ya que el tiempo es fundamental para evitar secuelas posteriores.

Estas son algunas de las complicaciones relacionadas con la salud cardiovascular que puedes experimentar si tienes policitemia vera, por tanto, si detectas algún síntoma, debes acudir inmediatamente a urgencias para ser tratado cuanto antes.

Recuerda, no obstante, que hacer un seguimiento con tu hematólogo y adoptar ciertos hábitos saludables te ayudará a afrontar mejor el día a día si vives con esta enfermedad.

¿Quieres saber más sobre la policitemia vera y mejorar tu calidad de vida con esta patología?

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!