Disfruta del verano cuidándote y sin descuidarte

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

Con la llegada del verano, la pérdida de la rutina, el cambio en la alimentación, los viajes, etc, es fácil descuidar la salud y, más aún, si eres paciente de una patología con la que se debe llevar un férreo control para evitar un impacto negativo en nuestra salud.

Por eso hoy, desde Tú Cuentas Mucho queremos ayudaros ofreciendo una serie de consejos para el cuidado de algunas de estas patologías que pueden alterar nuestra calidad de vida durante el periodo estival.

 

¿Tomar el sol en verano? Sí, pero con responsabilidad

 

Uno de los grandes problemas del verano es la obsesión por pasar horas y horas bajo el sol sin tomar las medidas de prevención adecuadas para cuidar nuestra piel de los rayos ultravioletas.

El cáncer de piel es una realidad que está ligada a la sobreexposición solar, ya que la piel no consigue regenerarse a tiempo de los daños solares. Uno de los tipos de cáncer más sonados es el melanoma.

¿Quiere esto decir que no podemos tomar el sol en verano? No, pero sí es importante tomarse en serio la salud y recurrir a una serie de consejos que más bien deberían ser rutinas interiorizadas.4

 

  • Aunque suene contradictorio utilizar prendas de ropa largas en verano puede protegernos de los rayos solares. También son útiles los gorros, sombreros, etc.
  • El protector solar se ha comprobado que es útil durante todo el año para evitar manchas solares, pero especialmente en verano para protegernos de los rayos ultravioletas. Recuerda utilizar una protección adecuada según tu tipo de piel y aplicarla cada dos horas para evitar el daño. 
  • Evita recurrir a cabinas bronceadoras o métodos químicos para lograr un mejor bronceado.
  • Sortear a toda costa las quemaduras. Tu piel se debe acostumbrar al sol de forma gradual.

 

¿Cómo cuidar nuestro corazón cuando llega el calor?

 

¿Sabías que la subida de 1 grado centígrado respecto a la temperatura habitual en una noche de verano se asocia al aumento del 3,1 % en el riesgo por muerte cardiovascular en hombres de entre  60 y 64 años? 10

En verano, con las altas temperaturas y los cambios de rutinas y hábitos saludables, los riesgos de accidente cardiovascular aumentan, por eso la Fundación Española del Corazón recomienda tener en cuenta estos consejos, sobre todo para las personas mayores que padezcan un deterioro en su salud cardiovascular: 11

 

  • Hidrátate. Siempre es recomendable beber dos litros de agua al día, pero en verano es recomendable incluso más, porque si los órganos se deshidratan no funcionarán correctamente. 
  • Sigue tu tratamiento. No debemos dejar que la pérdida de la rutina nos haga caer en el despiste y olvidar el tratamiento. Puedes utilizar alarmas o acompañantes que te ayuden a recordar la importancia de la medicación.
  • Alimentación equilibrada. No descuides tus hábitos alimentarios, debes conocer cuáles son aquellos alimentos que ponen en riesgo tu salud cardiovascular, como la bollería industrial, la carne roja o las bebidas excitantes.
  • No te olvides del ejercicio. Siempre con moderación y sin sobrepasar los límites. Es recomendable escoger las horas más frescas para evitar golpes de calor y poder disfrutar de la actividad.
  • Puedes tomar el sol, pero evitando las horas del mediodía.
  • El descanso también es importante para cuidar nuestro corazón, de hecho, se ha demostrado que se puede reducir hasta un 65% el riesgo de sufrir un infarto si se duerme un mínimo de 7 horas diarias.

 

Consejos para el cuidado de los ojos

 

Hay que tener en cuenta que el sol no solo afecta a nuestra piel, sino también a nuestros ojos. Los rayos ultravioletas pueden ser fatales para la salud ocular, por eso es importante recurrir a gafas de protección solar catalogadas por profesionales, tal y como recomienda Acción Visión

También se pueden utilizar viseras o gorras para crear sombra sobre nuestros ojos y que la luz no incida con tanta fuerza.

A pesar de que este consejo se puede aplicar a todas las épocas el año, en verano también estamos muy pegados a los teléfonos, por eso es importante saber que hay que evitar a toda costa mirar las pantallas de los teléfonos o los ordenadores a oscuras, ya que luz puede dañar nuestra retina por el contraste y la intensidad de la luz.

También habrás notado que en verano hay días en los que tus ojos presentan un aspecto más rojizo o irritado, esto puede deberse a una mala higiene. Pasamos mucho tiempo entre playa y piscina y el cloro, el agua salada y la arena pueden irritar nuestros ojos. Por eso es importante limpiarlos utilizando un colirio o unas gotas para hidratar y limpiar en profundidad.

El sueño es otro factor importante para el cuidado de nuestra vista, de hecho, habrás notado como tus ojos están más secos y más pesados cuando pasas una mala noche o no duermes correctamente.  El descanso nos ayuda a que nuestros ojos descansen y se regeneren después del esfuerzo. 1

 

Esclerosis múltiple y calor, ¿Cómo combatirlo?

 

¿Sabías que los síntomas de la esclerosis múltiple pueden empeorar por las altas temperaturas? Mantener la temperatura corporal lo más constante posible es importante para controlar los síntomas y no alterar nuestra calidad de vida.

A la EM se la conoce también como “la enfermedad de las mil caras”, ya que en cada persona puede evolucionar de manera diferente y por lo tanto presentar síntomas dispares y en distinto nivel de intensidad. 

Uno de los síntomas más comunes que pueden experimentar muchos de los pacientes que padecen esta patología crónica es la alteración a la sensibilidad, es decir, sensaciones como los cosquilleos, la parestesia, quemazón y sensibilidad al calor, lo que significa que un aumento de las temperaturas puede suponer un empeoramiento pasajero de los síntomas. 8

Quizás estos consejos que ofrece la FEM (Fundació Esclerosis Múltiple) y la Fundació GAEM pueden servir de ayuda para prevenir los efectos del calor si padeces EM:3

  

  • Asegúrate de mantener tu hogar fresco y ventilado, puedes recurrir a un aire acondicionado para los días de más calor en los que no corre brisa.
  • Al mediodía procura cerrar las persianas para que el sol no caliente la casa y se mantenga fresca.
  • Las noches suelen ser duras porque nos resulta difícil conciliar el sueño con el calor, por eso para los que no tengan aire acondicionado lo mejor será dormir solo para evitar el calor corporal.
  • Siguiendo por esta línea una ducha de agua fría puede ser una buena opción para antes de dormir, pero también para las mañanas o los momentos en los que sientas que no puedes más.  
  • Ya sabemos que el ejercicio es muy importante en personas que padecen EM, pero con las altas temperaturas resulta muy difícil realizar cualquier actividad, por eso puedes optar por una actividad física más ligera, que no suponga un gran esfuerzo, y practicarla en las primeras horas del día.
  • Procura comer alimentos más ligeros y repartidos, ya que comer en grandes cantidades puede provocarnos mayor sensación de calor.
  • Utiliza ropa fresca, tejidos vaporosos que no se peguen a la piel.
  • En verano son muchos los planes a los que te puedes unir, procura buscar las opciones más adecuadas para ti y tu salud.
  • Hidrátate. Es muy importante durante todo el año, pero especialmente en verano. 

 

Pero ¿qué pasa si queremos viajar? Esclerosis Múltiple España también ha pensado en cuáles pueden ser los mejores consejos para viajar si padeces EM, estos son algunos de ellos: 9

 

  • Lleva la medicación en tu maleta y confirma con tu médico que estás en condiciones para volar o desplazarse. 
  • Escoge el destino en función de tus síntomas; piensa en el clima, las actividades, la atención sanitaria del país, el cambio horario, etc. 
  • Procura viajar acompañado, reserva con tiempo y contrata un seguro de viajes, de esta forma viajarás más tranquilo y evitarás el estrés que para nada es conveniente si padeces EM.
  • Infórmate de todo lo que necesites, tanto durante el viaje, como en el propio destino. 
  • Comprueba que llevas todas los documentos necesarios, sobre todo en tema de medicación y ten a mano los números de teléfono que puedas utilizar en caso de emergencia.  

 

Retomando el tema de la actividad física, es interesante también optar por actividades físicas en el medio acuático, de esta forma evitaremos el calor que provoca la actividad física al aire libre en verano y trabajaremos en un medio que nos aporta una gran versatilidad a la hora de realizar ejercicios. Emforma nos lo cuenta en su artículo sobre actividad física y Esclerosis Múltiple durante el verano. 

 

Cuidado de la piel para pacientes con hidrosadenitis supurativa en verano

 

El calor y las altas temperaturas pueden aumentar los síntomas de la hidrosadenitis supurativa ya que el sudor puede provocar fricción y roces en los pliegues del cuerpo, como las ingles o las axilas. Por lo general esta patología ya se presenta en estas zonas concretas, pero con el aumento de las temperaturas y la presencia de sudor el daño puede ser mayor al igual que sus consecuencias: infecciones, cicatrices, efectos psicológicos, etc. La Asociación de Enfermos de Hidrosadenitis tiene claro que los pacientes deben extremar las precauciones en verano para evitar brotes en su piel. 

Para prevenir estos efectos y cuidar nuestra piel del calor podemos tener en cuenta estos consejos: 5

 

  • Utilizar desodorantes sin alcohol, y evitar productos de higiene que puedan irritar las zonas críticas. 
  • Utilizar ropa ligera, holgada y transpirable para evitar los roces y el sudor. 
  • Precaución con el sol, hay que tener en cuenta que muchos tratamientos dermatológicos no son compatibles con la exposición solar, por lo tanto es preferible preguntar a los expertos antes de perseguir el bronceado. 
  • Siguiendo por esta línea es importante seguir el tratamiento y no hacer excepciones ya que esto puede tener un impacto muy negativo en la eficiencia del fármaco y en la propia enfermedad. 

 

¿Qué les ocurre en verano a las personas con psoriasis?

Las enfermedades de la piel y el verano no suelen ser muy compatibles, y en el caso de la psoriasis no iba a ser una excepción. Con la llegada del verano los pacientes con psoriasis se encuentran con la realidad de mostrar su enfermedad, y esto puede traer consigo un importante daño psicosocial. 6

Sin embargo, y a pesar del efecto psicológico, Acción Psoriasis asegura que el sol puede ser un buen aliado de la psoriasis ya que los pacientes tienden a mejorar su estado en estos meses. 

De hecho, el tratamiento con radiación UV natural se llama helioterapia y se utiliza para tratar lesiones psoriásicas. Aun así, antes de exponer el cuerpo al sol es recomendable consultarlo previamente con los profesionales para que nos den las pautas adecuadas. 

Además, no resulta recomendable para los pacientes con psoriasis el contacto con el cloro, por lo que es mejor evitar las piscinas. Sin embargo, el agua salada sí puede aliviar el daño, eso sí es importante hidratar muy bien la piel tras la exposición. 


 

Y si padezco urticaria crónica… ¿Qué puedo hacer en verano?

 

Otra de las patologías dermatológicas que más complicaciones puede traer en verano es la urticaria crónica. Esta enfermedad de la piel se caracteriza por la aparición de ronchas y en ocasiones también de hinchazón, por lo que suele tener un gran impacto social y en la calidad de vida de las personas que la padecen. Sin embargo, es posible disfrutar del verano siguiendo estos pequeños consejos que ofrece la AAUC (Asociación Española de Urticaria Crónica): 7

 

  • Si organizas un viaje mejor asegúrate de llevar todo lo necesario para evitar sorpresas, medicación suficiente, localizar centros sanitarios cercanos a tu residencia vacacional, planificar las actividades previamente, etc. 
  • Busca alternativas que sean posibles para tu situación, consúltalo también con tu médico, sabrá cómo ayudarte.
  • Busca unas vacaciones relajadas, en las que prime el descanso, ya que el estrés no es un buen amigo de la urticaria crónica. 
  • Hidrata y protege tu piel de la exposición solar. 
  • Olvídate de la vergüenza, empieza a disfrutar sin pensar en lo que opinen los demás. Que los complejos no te frenen.

Esperamos que estos consejos te ayuden a disfrutar de tu verano y a mejorar tu calidad de vida.  

 

 

¿Quieres conocer más consejos para cuidarte?

Fuentes

  1. Mayor, A. Los 7 consejos imprescindibles para tus Ojos en Verano. Última consulta 14/07/22

  2. Fundació GAEM. Calor y esclerosis múltiple: reflexiones de una afectada. Última consulta 14/07/22

  3. Fundació Esclerosis Múltiple. Verano y esclerosis múltiple: 11 consejos para combatir el calor. Última consulta 14/07/22

  4. Lendaro, M. Llegó el verano cuida tu piel. Última consulta 15/07/22

  5. Torres, Y. Experta recomienda a pacientes con hidrosadenitis supurativa extremar el cuidado de la piel en verano. Última consulta 15/07/22

  6. Ribera Pibernat & Aldunce Soto. La psoriasis en el verano: cómo beneficiarse del sol. Última consulta 15/07/22

  7. AAUC. 5 ideas para el verano a pesar de la Urticaria Crónica.  Última consulta 15/07/22

  8. Esclerosis Múltiple España. Síntomas de la Esclerosis Múltiple: muchos, distintos y algunos "invisibles". Última consulta 20/07/22

  9. Esclerosis Múltiple España. Consejos prácticos para viajar, si tienes Esclerosis Múltiple. Última consulta 20/07/22

  10. Redacción ElMundo. El calor extremo en las noches de verano puede elevar las muertes cardiovasculares en varones de 60 a 64 años. Última consulta 20/07/22

  11. Fundación Española del Corazón. Ocho claves para asegurarte una adecuada ‘protección cardiovascular’ este verano. Última consulta 20/07/22

     

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!