¿Qué son los medicamentos biológicos?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Los medicamentos están diseñados para curar, aliviar e incluso prevenir enfermedades. Su investigación y desarrollo es imparable y avanza muy rápidamente. Comúnmente pensamos que los medicamentos están hechos con productos químicos. Sin embargo, desde los años 80 se está investigando y desarrollando un tipo diferente de medicamentos para tratar una amplia gama de enfermedades, los medicamentos biológicos

 

Los medicamentos biológicos son aquellos que en vez de estar hechos con productos químicos proceden de organismos vivos, como por ejemplo células modificadas. Estos organismos vivos se modifican biotecnológicamente para que sean capaces de producir el principio activo del medicamento de forma natural, que seguidamente se extrae para crear el medicamento. 

 

Tipos de medicamentos biológicos
 

La Organización Mundial de la Salud considera como biológicos las vacunas, los alérgenos, los antígenos, las hormonas, las citocinas, las enzimas, los derivados de la sangre y plasma humano, los sueros inmunes, las inmunoglobulinas, los anticuerpos, los productos de fermentación y los reactivos empleados para diagnóstico in vitro.

 

Estos medicamentos pueden ser de varios tipos. La principal clasificación de los medicamentos biológicos se divide en: 

  • Proteínas recombinantes: prácticamente idénticas a las producidas por el cuerpo de manera natural, pero producidas a partir de otros organismos vivos. 

  • Anticuerpos monoclonales o policlonales: anticuerpos similares a los que produce nuestro sistema inmunitario para combatir infecciones virales y bacterianas.

  • Proteínas de fusión: proteínas sintetizadas por genes de fusión resultantes de la unión de dos o más genes que originalmente codificaban proteínas separadas.

 

Además de los medicamentos biológicos, puede que hayas escuchado hablar de los medicamentos biosimilares. ¿Cuál es la diferencia entre el medicamento biológico y el biosimilar? 

 

Los medicamentos biosimilares son aquellos desarrollados de forma muy similar a un biológico ya existente, equivalente en calidad, eficacia y seguridad. El medicamento biológico existente es el medicamento de referencia ya autorizado. Cuando la patente que protege la innovación asociada al desarrollo y fabricación de este biológico vence, otros fabricantes o productores pueden desarrollar y vender un medicamento biológico similar al original, que se conoce como biosimilar.

 

Por lo tanto, el medicamento biológico y su biosimilar tendrán la misma esencia, pero pueden tener pequeñas diferencias en su principio activo, ya que al proceder de moléculas grandes y células vivas lleva inherente un grado de variabilidad que les hace no ser exactamente iguales.

 

En definitiva, más de 350 millones de pacientes en todo el mundo se han beneficiado del tratamiento con medicamentos biológicos. Éstos son el futuro del tratamiento de muchas enfermedades como el cáncer, la esclerosis múltiple, la espondilitis anquilosante o la artritis reumatoide y psoriásica.

 

Si quieres conocer más sobre innovación en salud, deporte y vida saludable, sólo tienes que seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.