¿Quieres saber qué es la acromegalia?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

La acromegalia es una enfermedad rara causada por una producción excesiva de la hormona de crecimiento (GH). Esta GH induce la síntesis periférica del factor de crecimiento IGF-I. La GH y la IGF-I son las dos hormonas que están aumentadas en la acromegalia. La encargada de producir GH es la hipófisis, una glándula endocrina que produce hormonas, entre ellas la GH, y que se aloja en un espacio óseo llamado silla turca situada en la base del cráneo.

¿Qué causa la acromegalia y cuáles son sus síntomas?

Normalmente, esta enfermedad está causada por un tumor benigno  (no canceroso) en la glándula hipofisaria, con una producción excesiva de GH y, finalmente, del IGF-1 en el organismo.

El paciente con acromegalia generalmente experimenta síntomas como:

  •           Agrandamiento de manos
  •           Agrandamiento de los pies
  •           Rasgos faciales como los labios gruesos
  •           Dientes espaciados
  •           Síndrome del túnel carpiano
  •           Fatiga ligera
  •           Sudoración excesiva
  •           Apnea del sueño

 

También es muy frecuente el dolor de cabeza, y si el tumor hipofisario es grande, puede comprimir las vías ópticas y ocasionar dificultades visuales. Es frecuente también la hipertensión arterial, altos niveles de colesterol y de glucosa en sangre. Todo ello conlleva que la persona tenga más probabilidad de problemas cardiovasculares.

También es importante el momento en el que se produce el exceso de hormona de crecimiento. Si este se da antes del cierre de los cartílagos de crecimiento (al finalizar la pubertad, en la adolescencia) esto conlleva que la persona tenga gigantismo, con una talla final más alta de lo normal. Si aparece después de la pubertad, la talla final no varía, pero aparecen los síntomas propios de la acromegalia.

El diagnóstico precoz será fundamental para mejorar la vida de los pacientes que la sufren, evitando que la enfermedad pueda empeorar o impidiendo que se confundan sus síntomas principales con otras patologías.

Si crees que necesitas más información o padeces alguno de los síntomas de la acromegalia, acude a tu médico, él te dará las respuestas que necesitas.  ¡En Tú cuentas mucho apostamos por la investigación para seguir conociendo más sobre patologías desconocidas y mejorar así la vida de muchos pacientes!