Tumores neuroendocrinos: factores que influyen en su aparición

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

La mayoría de los tumores neuroendocrinos (TNEs) aparecen de forma ocasional y no son de herencia genética, es decir, se presentan en personas cuyos familiares no los han tenido anteriormente ni presentan una causa o factores de riesgo concretos. Los únicos factores a los que se ha asociado su aparición son: 

  • Ciertas enfermedades genéticas.  

  • Diabetes mellitus de larga evolución. 

  • Enfermedades del estómago que afectan a la producción de ácido clorhídrico (un compuesto químico que forma parte de los ácidos que facilitan la digestión). 

  • Tabaco. 

TUMORES NEUROENDOCRINOS ASOCIADOS A ENFERMEDADES GENÉTICAS O SÍNDROMES FAMILIARES 

La enfermedad genética más común es la conocida como neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (MEN 1), que puede afectar a múltiples órganos como a las glándulas paratiroides, hipófisis o suprarrenales. Otros síndromes genéticos menos frecuentes, junto a sus síntomas correspondientes, pueden también asociarse a la presencia de un TNE, como el síndrome de Von Hippel-Lindau (VHL), la neurofibromatosis y la esclerosis tuberosa (TSC).

Neoplasia Endocrina Múltiple Tipo 1 (MEN 1)

La MEN 1 es una enfermedad poco frecuente que se caracteriza por el aumento del tamaño de las glándulas paratiroides (hiperplasia) y suele ir acompañada de TNE en el páncreas y tumores benignos en la hipófisis. 

Los TNE funcionantes, que aparecen en el páncreas o en pequeños focos de la submucosa duodenal y producen hormonas, suelen aparecer a partir de los 40 años y es posible su diagnóstico a partir de técnicas de imagen para personas que no presentan síntomas. Los TNE que no producen hormonas (no funcionantes) son habitualmente tumores pequeños y benignos.

Los gastrinomas son los tumores que producen una mayor morbilidad (la cantidad de personas que están enfermas en un sitio y tiempo determinado) y mortalidad de las personas con esta enfermedad. El insulinoma es el segundo TNE más frecuente en personas con MEN 1, y se localiza en el páncreas. 

Si este gen aparece en la historia familiar, basta con que afecte a una sola glándula de un miembro para valorarla. Cuando existen factores que hacen sospechar que una persona pueda presentar MEN 1, es necesario realizar un estudio de la mutación del gen que produce la enfermedad. 

Los criterios establecidos para realizar un estudio de la mutación asociada a MEN 1 son: 

  1. Caso índice: es el primer individuo a quien se le realiza el estudio genético en la familia. Este suele padecer la enfermedad y, por tanto, tiene más probabilidades de ser portador de la mutación familiar, si la hay. Los casos índices a quienes realizar el estudio de la mutación son: 

  • Caso que cumple los criterios de MEN 1. 

  • Caso que no cumple todos los criterios de MEN 1, pero existe sospecha de MEN 1 por reunir alguna de las siguientes características: 

    • Dos o más tumores relacionados con MEN 1.

    • Hiperplasia paratiroidea antes de los 30 años. 

    • Hiperparatiroidismo primario recurrente.

    • Gastrinoma o TNE de páncreas a cualquier edad.

    • Hiperparatiroidismo familiar aislado. 

  1. Persona sin síntomas: persona con un familiar con MEN 1. Para examinar si una persona es portadora de la mutación del gen de MEN 1, se realiza análisis de gastrina, glucemia en ayunas, insulina, proinsulina, glucagón y cromogranina A (CgA). 

OTROS SÍNDROMES GENÉTICOS ASOCIADOS A TNE

  • La enfermedad de VHL (Hippel-Lindau) se produce por la mutación del gen VHL, que regula el aumento de las células a partir de la división celular y la formación de los vasos sanguíneos (angiogénesis). Se puede asociar con la presencia de TNE y con otros tumores, como el cáncer renal o tumores de la glándula suprarrenal.

  • También pueden aparecer TNE en el tubo digestivo en personas que padecen neurofibromatosis tipo 1 (NF-1) o enfermedad de Von Recklinghausen, que en ocasiones producen somatostatina sin síntomas. En sus familias se suelen hallar mutaciones en el gen NF-1. 

  • La TSC (esclerosis tuberosa) se caracteriza por la presencia de pequeños nódulos (denominados tuberas) en el sistema nervioso central.

Curated Tags