¿Cómo se diagnostica la Policitemia Vera?

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

La Policitemia Vera se suele detectar a partir de un análisis de sangre rutinario. Éste también es la primera prueba diagnóstica que utilizará el médico si sospecha que podrías padecer Policitemia Vera a través de la observación de los síntomas.

Por lo tanto, los exámenes para su detección podrían incluir:

  • Hemograma: es una analítica de sangre estándar que sirve para confirmar el diagnóstico, en la que se realizarán varias mediciones en valores clave, como los niveles y concentración de glóbulos rojos, blancos y de plaquetas.
     
  • Estudio genético: si se considera indicado, se realizará un estudio molecular para comprobar la existencia de una mutación en el gen JAK2. Normalmente se hace a partir de una muestra de sangre.
     
  • Niveles de eritropoyetina: si se considera indicado, es un examen en sangre que mide la cantidad de la hormona eritropoyetina.
     
  • Biopsia de medula ósea: si se considera indicado, con esta prueba se mirará al microscopio la médula ósea, que es la parte del cuerpo donde se fabrica la sangre.
     

Cabe destacar que el médico podría requerir otro tipo de pruebas para establecer un diagnóstico definitivo, dependiendo de la situación concreta del paciente.

Si quieres conocer más sobre las causas de la Policitemia Vera, sus síntomas y pronóstico, te recomendamos seguir de cerca los canales de Tú cuentas mucho. ¡Seguiremos informándote!

Curated Tags

¿Quieres saber más sobre la policitemia vera y mejorar tu calidad de vida con esta patología?

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!