It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Como ya te explicamos, la trombocitopenia inmune primaria (PTI) es un trastorno de la sangre que afecta a la producción de plaquetas del organismo. Estas son las responsables de detener las hemorragias del cuerpo formando coágulos para taponar las heridas.

Así pues, la disminución anormal de plaquetas en sangre es la característica que define claramente la PTI, pero, además, esta patología se asocia con determinados signos, que te contamos a continuación:

  • Sangrado de la piel, que puede ocurrir por la ruptura de varios vasos sanguíneos y que forman pequeños puntos rojos y que puede provocar erupción cutánea. Según su tamaño, se diferencian:
    • Petequias: manchas rojas en la piel del tamaño de la cabeza de un alfiler. Suele ser el síntoma más habitual de la PTI.
    • Púrpura: cuando la sangre bajo la piel se acumula en zonas más grandes y planas.
    • Equimosis: también son manchas rojas en la piel de 2 o 3 centímetros de diámetro, pero van acompañadas de la aparición de hematomas.
  • Sangrado repentino en la nariz o epistaxis y las encías, también conocida como gingivorragia.
  • En los casos de PTI más severos puede aparecer sangre en la orina o las heces y se pueden producir ciclos menstruales anormalmente abundantes en el caso de las mujeres.
  • Otro de los síntomas que suelen presentar las personas con PTI es la sensación de cansancio, debido al déficit de plaquetas asociado a la patología.

Aunque los síntomas de la PTI pueden variar dependiendo de cada persona, se ha observado que cuánto menor es el nivel de plaquetas en sangre es más probable presentar algunos de los síntomas asociados a la patología.

Llegados a este punto, ¡no te alarmes! Los síntomas descritos en ocasiones son frecuentes y pueden estar asociados a diversas causas. Si presentas alguno o varios de ellos, no significa necesariamente que tengas PTI. Consulta con tu médico qué has observado y pídele que revise tu caso para que realice un diagnóstico completo con pruebas específicas para descartar o confirmar que sea PTI.

Para que hoy sepas un poco más sobre esta patología, te contamos que se trata de una enfermedad rara que afecta a mujeres y hombres, aunque solo se dan 100 casos por millón al año1.