¿Puedo hacer deporte con PTI?

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

Si tienes trombocitopenia inmune primaria (PTI) ya sabrás que es una patología de la sangre en la que los niveles de plaquetas se encuentran por debajo del nivel normal. Al poderse tratar de una enfermedad crónica , tener unos hábitos saludables pueden ayudarte a mejorar tu calidad de vida. Entre estos hábitos saludables, la actividad física juega un papel esencial, pero, ¿te has planteado si puedes hacer deporte y cuál es el más recomendado si tienes PTI?

¿Puedo hacer deporte con PTI?
Sí. Puedes y debes mantener una actividad física regular siempre siguiendo las recomendaciones de tu médico y teniendo en cuenta tu estado de salud general.

¿Qué debo tener en cuenta si hago deporte con PTI?
A continuación, te damos las claves para que el ejercicio físico te ayude a mejorar tu calidad de vida y no suponga un riesgo para tu salud.

  1. Siempre, sigue las recomendaciones de tu médico.
    Lo que es apropiado para una persona, puede que no lo sea para otra, ya que los síntomas de la PTI pueden variar en función de la evolución y número de plaquetas en la sangre. Como consecuencia de la PTI, la calidad de vida puede verse afectada, especialmente, en los casos más severos, ya que las plaquetas son las encargadas de frenar las hemorragias y si el organismo no tiene suficientes, es posible que algunas de las tareas diarias puedan suponer un riesgo.
     
  2. Elige un deporte que no sea de contacto con el fin de evitar golpes o hematomas. Dependiendo de la afectación, también pueden desaconsejarse ejercicios de alta intensidad.
     
  3. Practica un deporte que puedas realizar teniendo en cuenta tu nivel de fatiga. Puede que no puedas practicar kick-boxing, pero quizá sí natación o caminar a tu ritmo. Lo importante es que te mantengas activo y te encuentres saludable.
     
  4. Elige el momento adecuado para practicar ejercicio. Si después del trabajo o al final de la tarde te encuentras muy cansado, busca un horario en el que la fatiga sea menor. Incluso, si te resulta más cómodo, puedes practicar deporte los días que no trabajas para asegurarte de que cuentas con un tiempo de recuperación.

    Te damos algunas ideas para que te animes a practicar deportes con bajo riesgo de lesiones: caminar, senderismo, tenis, golf, natación, o bailar

Lo importante es que consultes siempre con tu médico qué es lo mejor para tu situación y que te animes a practicar ejercicio de manera habitual. A medida que te acostumbres y veas los beneficios que te aporta el deporte no podrás dejarlo. Te dejamos este artículo que te ayudará a motivarte y a decidirte: 10 trucos para motivarte a hacer deporte.

¡Anímate a intentarlo!