Estos 5 consejos te ayudarán con la PTI o trombocitopenia inmune primaria

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

La trombocitopenia inmune primaria (PTI) es una enfermedad hematológica considerada rara, porque afecta a menos de 100 personas por cada millón al año1. Se caracteriza fundamentalmente por un bajo número de plaquetas en la sangre, que son las encargadas de detener las hemorragias del cuerpo.  Por tanto, como consecuencia, si tienes PTI, podrías tener síntomas frecuentes como el sangrado de las encías, la nariz o la boca; y puede que notes que aparecen pequeñas manchas rojas en la piel.

 La PTI afecta a adultos y niños e influye en el día a día, pues, como la gran mayoría de las enfermedades crónicas, requiere de ciertos cambios en los hábitos de vida para evitar que los síntomas condicionen la calidad de vida. Por eso hoy vamos a explicarte qué puedes hacer para combatir algunos de los síntomas y mejorar tu estado de ánimo si tienes PTI o alguien de tu entorno la tiene. ¡Allá vamos!

  • Aumenta tu energía: la PTI puede producir fatiga. Si te sientes cansado habitualmente hay algunas actividades y consejos que puedes adoptar en tu rutina para mejorar tu situación aportando más energía al cuerpo. Por ejemplo:
     
    • Plantéate modificar tu dieta e incluir alimentos con un alto contenido energético.
    • Acostúmbrate a dormir lo necesario para descansar y reponer fuerzas adecuadamente
    • Practica actividad física habitualmente que te ayude a reducir el estrés y sentirte mejor. El impacto emocional de una enfermedad crónica se puede atenuar con el deporte. El Yoga o el Pilates pueden ser buenas opciones para empezar. Consulta siempre con tu médico qué actividades son las más adecuadas para ti específicamente.
  • Busca información: al tratarse de una enfermedad rara, la trombocitopenia inmune primaria suele ser desconocida para aquellos a quienes se les diagnostica. Además de la información más técnica que proporcionan los especialistas, siempre es bueno contar con el apoyo de otras personas en la misma situación para compartir experiencias y consejos. Puedes contactar con asociaciones de pacientes o comunidades online que te sirvan de apoyo.
  • Mantén las hemorragias bajo control. Es fundamental que sigas al pie de la letra las recomendaciones de tu médico para evitar que sufras hemorragias y cómo detenerlas en caso de que ocurran. Si tu médico te ha prescrito un tratamiento preventivo para ello, llévalo siempre encima y coméntalo con tu círculo cercano para que sepa cómo actuar en caso de que necesites de su ayuda.
  • Asegúrate de adaptar tu trabajo a tu condición: no siempre es fácil, pero en la medida de lo posible, procura adaptar tus tareas a los momentos en los que la fatiga sea menor o te encuentres con más fuerzas. También, es importante que hables de tu patología con tus compañeros y superiores. De esta forma, entenderán tu situación y sabrán cómo actuar en caso de que necesites apoyo extra.
  • Comparte tus pensamientos: la comunicación es una de las claves para sentirte mejor y para que tu entorno entienda lo que te sucede. Si no se lo cuentas, ellos no lo saben. Al principio cuesta, pero es liberador. Así que, ¡habla de tu PTI!

Con estos consejos te puede resultar más fácil afrontar el diagnóstico  y el día a día con PTI. Si quieres conocer más sobre esta enfermedad aprovecha para visitar los demás contenidos que hemos publicado sobre PTI en Tú cuentas mucho.