¿Tienes PTI? No te olvides de hacer estas preguntas a tu médico | Tu Cuentas Mucho

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

Si te han diagnosticado trombocitopenia inmune  primaria (PTI) ya sabes que se trata de una enfermedad rara que afecta a los niveles de plaquetas en sangre. Estas células sanguíneas se encargan de detener las hemorragias del organismo formando coágulos, por lo que su función es importantísima para una buena salud.

Cuando se desarrolla esta patología los niveles de plaquetas disminuyen de forma anormal1.  Esto hace que, al perder capacidad de detener hemorragias, se manifiesten ciertos síntomas  que varían dependiendo de la persona y la evolución de la PTI.

Cuanto menor sea el número de plaquetas en sangre, más suelen agravarse los síntomas1. Por ello es fundamental hacer un seguimiento de los niveles de plaquetas y acudir regularmente a tu médico para mantener los síntomas bajo control.

Además, al tratarse de una enfermedad que puede ser crónica es fundamental que tengas la información y la ayuda necesarias para manejarla y así mejorar tu calidad de vida. Tu médico puede ayudarte mucho en este aspecto dándote consejos y explicándote qué puedes hacer según tu situación.

¿Quieres saber qué preguntas te pueden ayudar? Te explicamos las 4 preguntas básicas que puedes hacer a tu médico si tienes PTI:

  • ¿En qué consiste exactamente la PTI? Es importante que entiendas los detalles de la patología, la posible evolución de la enfermedad y sus síntomas y cuáles son los posibles pronósticos según tu diagnóstico. De esta forma, podrás actuar con mayor confianza a la hora de afrontar el día a día.
     
  • ¿Qué factores debo vigilar en mi día a día? Vivir con PTI significa adaptar tu rutina y las actividades que realizas diariamente. Tu médico te proporcionará  recomendaciones específicas para evitar que los síntomas empeoren o se produzcan situaciones en las que aumente el riesgo de sangrado.
     
  • ¿Qué puedo hacer para sentirme mejor? A pesar de que tu condición puede restringir algunos aspectos de tu vida, no significa que no puedas incorporar otros nuevos para mejorar tu bienestar. Realizar deporte adaptado o recomendaciones que te ayuden a controlar el estrés o el temor a la patología, puede ser muy beneficioso para ti.
     
  • ¿Debo vigilar mi alimentación? Mantener una dieta saludable y equilibrada ayuda a mantener una buena salud y bienestar general. Si vives con PTI, se recomienda una dieta variada y rica en frutas y verduras. Tu médico puede ayudarte a planificar tu alimentación si tuvieras alguna duda. ¡Pregúntale!

Recibir respuestas concretas y detalladas a cada una de estas preguntas y aplicarlas te puede ayudar mucho en el momento de afrontar el día a día con PTI. Por eso, tan importante es preguntar como que tomes nota de todo durante la consulta para no olvidarte ningún detalle. Si te ayuda, te proponemos que anotes las preguntas en una libreta o en tu móvil y las compartas con tu médico en el momento de la consulta.

Si ves que alguna respuesta es ambigua o no acaba de quedarte clara, no dudes en volver a preguntar tantas veces como sea necesario. ¡Tener la información y entenderla te será muy útil para mejorar tu día a día!