¿Qué trastornos puedes desarrollar si tienes anemia falciforme? | Tu Cuentas Mucho

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

En artículos anteriores ya te hemos contado en qué consiste la Enfermedad de Células Falciformes, una patología mayoritariamente hereditaria que suele ser más común en personas procedentes del África subsahariana.

Aunque esto no quita que pueda afectar a millones de personas en el mundo, por ejemplo, en España hay 826 pacientes que tienen la Enfermedad de Células Falciformes, según datos del Registro Español de Hemoglobinas, y en África más de 5 millones.

La anemia falciforme Enfermedad de Células Falciformes, provoca que los glóbulos rojos se vuelvan rígidos y en vez de tener una forma más redondeada, tengan forma de hoz. Esto hace que sea más complicado que transporten del oxígeno, que no pasen de forma sencilla por los vasos sanguíneos y que se destruyan más fácilmente. Por otra parte, un glóbulo rojo de forma redondeada puede vivir hasta 4 meses y uno con forma de hoz, como máximo tres semanas.

Las personas que padecen esta dolencia suelen tener episodios de dolor agudo, fiebre sin foco aparente, dolor óseo, úlceras en las piernas, náuseas, vómitos o dolor abdominal, erecciones prolongadas y dolorosas, erupciones en brazos y piernas o accidentes cerebrovasculares. Además, hay algunas patologías muy definidas como pueden ser los trastornos respiratorios y cardiovasculares, que constituyen un factor de riesgo importante. Entre ellas se encuentran:
Síndrome Torácico Agudo: tos, fiebre, dolor en el tórax, silbidos agudos durante la respiración.

  • Enfermedad Pulmonar crónica: problemas respiratorios persistentes que pueden derivar en una fibrosis pulmonar (cicatrización del pulmón) o en una hipertensión pulmonar (presión arterial alta en los pulmones haciendo que el corazón se esfuerce más de lo normal).
  • Asma: dificultad al respirar, opresión en el pecho, silbidos…
  • Tromboembolismo pulmonar: obstrucción de una de las arterias de los pulmones.
  • Apnea del sueño: vía respiratoria estrecha o bloqueada durante el sueño.
  • Hipertensión Arterial: tensión alta en el funcionamiento de los vasos sanguíneos.

Hay que tener en cuenta que la anemia falciforme es crónica y el trasplante de médula ósea es el único tratamiento curativo hoy en día. La persona afectada por la Enfermedad de Células Falciformes puede llevar una vida normal siguiendo las recomendaciones de su médico y con consejos como estos:

  • Prevenir infecciones: es importante lavarse las manos muchas veces al día; antes de comer, después de ir al baño, tocar personas, animales u objetos que puedan transmitir microbios, cocinar bien los alimentos y vacunarse siguiendo el calendario general, entre otras medidas
  • Mantener una dieta sana y una buena hidratación.
  • Descansar lo suficiente.
  • Evitar las temperaturas extremas.
  • Cumplir con el tratamiento.

Hasta 2050 se prevé que aumente un 30% el número de niños con la Enfermedad de Células Falciformes debido a los desplazamientos y la migración. Si quieres conocer más sobre cómo afecta esta patología, no te pierdas estos vídeos en los que algunos de los afectados te lo cuentan de primera mano.

Además, en esta web para para personas con anemia falciforme podrás resolver cualquier otra duda.

 

Curated Tags

¿Quieres saber más sobre la anemia falciforme y mejorar tu calidad de vida con esta patología?

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!