¿Sabrías identificar los síntomas de la insuficiencia cardíaca?

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

Cuando hablamos de insuficiencia cardíaca (IC), nos referimos a una patología del corazón que consiste en que éste no puede bombear de forma eficiente la sangre rica en oxígeno. A raíz de esto, son diferentes los síntomas que pueden afectar a nuestro cuerpo.

Esta patología suele afectar al lado derecho o al izquierdo del corazón y puede sorprender llegando de forma repentina. Es por eso que es importante conocer las causas y los síntomas, para detectarla en caso necesario y acudir a tu especialista, que será quien te aconseje.

Sólo para conocer mejor los síntomas y signos de la IC, aquí te dejamos algunos de sus síntomas más comunes:  

  • Pulso irregular o rápido, junto a una sensación de pálpitos “diferentes” en los latidos cardíacos.
  • Dificultad para respirar en varios momentos del día.
  • Fatiga y debilidad.
  • Tos
  • Hinchazón en los pies y los tobillos.
  • Aumento de peso repentino.
  • Pérdida de apetito.

¡Consulta estos síntomas también en la infografía sobre manifestaciones de la insuficiencia cardíaca! Además, si quieres llevar un control de los síntomas, esta herramienta te puede ayudar, ¡descúbrela!

Los síntomas se empiezan a notar lentamente, y al principio sólo los notarás si estás muy activo. Cuando el bombeo del corazón empieza a fallar, la sangre se acumula en otras zonas del cuerpo como los pulmones, el hígado, e incluso en los brazos y piernas. A raíz de este descontrol, empiezan los problemas respiratorios y síntomas de aceleración cardíaca incluso en momentos de descanso.

Si tienes alguna enfermedad del corazón y sientes síntomas o signos como estos y crees que puedes tener riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca, visita a tu médico para que te ayude a solucionar el problema y descubrir a qué se debe tu malestar. El especialista te realizará varios exámenes y pruebas (como ecocardiografías o análisis de sangre), que ayudarán a reconocer las posibles causas del problema.

Y no olvides que una buena forma de prevenir enfermedades del corazón y disminuir el riesgo de cardiopatía es llevar un estilo de vida saludable. ¡Lleva un control y cuídate!