Alimenta tu vista – Consejos alimentarios que mejoran tu visión | Tu Cuentas Mucho

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

Está claro que una alimentación saludable influye en el buen funcionamiento y estado de nuestro organismo, incluso en el de nuestros ojos.

Hoy en día la salud de nuestros ojos se ve más afectada debido a las nuevas tecnologías y a las horas que nos pasamos en frente de las pantallas. Algunos estudios también han demostrado que el pasar menos tiempo al aire libre influye en el estado de la vista.

Las vitaminas que cuidan nuestra vista de forma saludable y efectiva son las vitaminas A, C y E, pero también lo hacen la luteína, la zeaxantina, el omega 3 o el zinc ¿Por qué?

  • La vitamina A mejora y cuida nuestra visión nocturna y previene enfermedades como las cataratas o la degeneración macula. Contribuye a la formación y protección de la retina. La deficiencia de vitamina A puede llegar a producir ceguera, así que tener unos niveles correctos de este componente previene complicaciones como el síndrome del ojo seco, y también nos protege de molestias como picores o irritación. Las espinacas por ejemplo son una gran fuente de vitamina A. También la encontrarás en huevos, pollo, lácteos, pimientos, o zanahorias, entre otros.
  • La vitamina C protege nuestros ojos de los rayos ultravioleta y ayuda a prevenir problemas de retina y cristalino. Podrás encontrar esta vitamina en el brócoli, pimientos verdes, naranjas, papayas, espinacas o tomates.
  • La vitamina E es un antioxidante que previene enfermedades como las cataratas o la DMAE. Los frutos secos (almendras, cacahuetes), las semillas de girasol o el aceite de soja son solo algunos de los alimentos que proporcionan este antioxidante.
  • El zinc es necesario para el metabolismo del ojo y para mantener en buen estado la retina. La deficiencia de zinc también puede provocar ceguera nocturna y enfermedades como la degeneración macular. Encuéntralo en los yogures, algunos frutos secos como las almendras o los cacahuetes, en los garbanzos o en el pollo.
  • El omega 3 es importante para evitar la DMAE, pero también juega un papel vital durante la infancia en el desarrollo de los ojos. Para no tener una deficiencia de omega 3 deberás comer pescados como el salmón, la caballa o las sardinas.
  • La luteína y la zeaxantina son antioxidantes conocidos como pigmentos maculares. Se localizan en la parte central de la retina y actúan como protectores de la luz solar, además de ayudarnos a prevenir ciertas enfermedades oculares. Suelen encontrarse juntas en vegetales de hojas verdes como las espinacas, las acelgas, el perejil o los guisantes. Además, las yemas de huevo, el maíz dulce y las uvas rojas también pueden tener un alto contenido de luteína y zeaxantina.

Si quieres estar al día sobre temas de visión y de educación en salud en general,  solo tienes que seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook Twitter

¿Quieres saber más sobre hábitos saludables?

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!