Cómo preparar tu entorno laboral si tienes psoriasis #AclaraLaPsoriasis | Tu Cuentas Mucho

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Si tu piel tiene psoriasis, seguro que estás familiarizado con esa sensación de incomodidad e incluso en ocasiones, de vergüenza. En la calle, con los amigos y también en el trabajo.

Queremos que esto deje de ser así, y a través de programas educativos, como #AclaraLaPsoriasis, entre todos conseguiremos que la población general conozca la patología y que los pacientes adopten una actitud activa hacia la enfermedad, conociéndola y controlándola.

En esta ocasión, hablaremos de psoriasis en el entorno laboral. Es importante que no te escondas, y que puedas tratar con naturalidad tu psoriasis con tu equipo de trabajo y con tus superiores, porque ¡eres igual de buen profesional con ella que sin ella!

Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo. Por esto, lo primero es estar preparado psicológicamente uno mismo y saber cómo afrontar las preguntas o las miradas con las que en ocasiones, tendrás que lidiar.

Así pues, una primera fase sería prepararte a ti mismo. ¿Cómo? Aquí te dejamos una lista de recomendaciones:

  • Infórmate: busca cómo evolucionan tus síntomas (este test de Calidad de Vida te podrá ayudar), anota cómo avanzan tus placas, qué estás haciendo en cada momento para mantenerla a raya… ¡mantén el control!
     
  • Habla con tu dermatólogo: él te solucionará todas tus dudas, y seguro que te puede facilitar guías o materiales para pacientes con consejos y recomendaciones físicas y emocionales. ¡Prepara bien la visita con el dermatólogo para olvidarte nada!
     
  • Sé positivo/a: como te hemos comentado en otros artículos, un buen estado de ánimo repercute de forma positiva en los síntomas de tu psoriasis. Además, ¡tú te sentirás mejor anímicamente!
     
  • Controla tu estrés: sabemos que no es fácil en determinados ámbitos laborales, pero está demostrado que éste afecta negativamente a la psoriasis. En este artículo encontrarás técnicas para combatirlo, mediante la relajación, ejercicios específicos o la práctica deportiva. ¡Léelo! 
     

Una vez tú te sientas preparado para afrontar la conversación e ir normalizando poco a poco tu psoriasis en el trabajo, empieza el proceso de preparar el entorno laboral. ¿Cómo? Aquí te listamos las cosas que debes tener en cuenta:

  • Habla con tus superiores y compañeros: infórmales de cómo te afecta a nivel físico y psicológico, para que entiendan tus necesidades.
     
  • Adapta tu lugar de trabajo: analiza tu lugar de trabajo para ver qué elementos te pueden ayudar para que tu día a día sea más fácil y cuáles son mejor eliminar ya que empeoran tu psoriasis.
     
  • Organización, la clave de todo: intenta conseguir flexibilidad para poder encajar bien tu vida profesional con tu vida personal, debido a que unos días te encontrarás mejor que otros y que deberás visitar al médico, asistir a asociaciones de pacientes, etc.
     
  • Escucha tu cuerpo: si un día sientes dolor o no has descansado, valora si puedes teletrabajar o realizar menos horas a recuperar otro día.
     
  • Intenta crear una red de apoyo: también en el trabajo, es importante contar con personas a las que le puedas contar cómo te sientes o qué te preocupa ese día. ¿Quién dice que un compañero de trabajo no pueda ser uno de tus mejores amigos?
     

Sigue estas recomendaciones y seguro que te es más fácil afrontar tu rutina laboral con psoriasis. Aunque sea difícil, verás que una vez compartas tus preocupaciones con tu equipo de trabajo, te darán soporte para que tu día a día sea lo más fácil posible.

Si quieres seguir recibiendo recomendaciones para gestionar y controlar tu psoriasis, sigue atento al programa educativo de #AclaraLaPsoriasis, en colaboración con la asociación Acción Psoriasis.