Sistema inmune y enfermedad psoriásica. ¿Existe alguna relación? | Tu Cuentas Mucho

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Seguramente ya sabes que la psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica, no contagiosa, que afecta a cerca del 2% de la población mundial. Pero, ¿sabes cuál es su origen y relación con el sistema inmune?

La psoriasis es una enfermedad de la piel que tiene su origen en un problema del sistema inmune, y aunque todavía no se conocen de forma clara las causas de la psoriasis o sus desencadenantes, si se tiene certeza de su predisposición genética.

¿Cómo se relaciona el sistema inmune con la psoriasis?

El sistema inmunológico produce unas proteínas llamadas citoquinas, que coordinan la comunicación entre las células inmunes cuando se produce una infección. La psoriasis provoca el aumento de nivel de estas citoquinas en la piel, desencadenando una respuesta inmune y provocando síntomas como picor y enrojecimiento y generando nuevas células más rápido de lo normal, dando lugar a las placas de psoriasis y el engrosamiento cutáneo característico de esta patología. Además, existen determinados factores desencadenantes que empeoran sus síntomas, como infecciones, estrés, piel reseca o incluso ciertos tratamientos.

Por otro lado, un estudio del Centro de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) determinó el papel clave de un receptor del sistema inmune en el desarrollo de la psoriasis. En concreto, el papel biológico del receptor de activación leucocitario CD69 en el control de la captación de aminoácidos.

Por lo tanto, el desarrollo de esta patología, que suele causar picazón o parches dolorosos de piel que se han engrosado y enrojecido con escamas plateadas, tiene una fuerte relación con el sistema inmune.

La psoriasis no se puede prevenir ni evitar y, por el momento, no tiene cura, pero puedes aprender a controlarla cuidando tu piel y observando la evolución de tus síntomas. Además, recuerda que hablar con tu dermatólogo te ayudará a aprender a convivir con la enfermedad psoriásica.

Desde Tú cuentas mucho seguiremos informando sobre ésta y otras patologías ¡Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día!

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!