Conoce cómo se vive la acromegalia con Yésika y Gabriel, personas con acromegalia

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

La acromegalia es una enfermedad rara y poco conocida causada por una producción excesiva de la hormona de crecimiento (GH).Se origina por un tumor benigno (no canceroso) en la glándula hipófisis, que se encuentra en el cerebro y que altera esta hormona del crecimiento, haciendo que aparezcan los síntomas de la enfermedad.

Con el objetivo de visibilizar esta patología y concienciar acerca de la posibilidad de convivir con ella y mantener una buena calidad de vida, la Asociación Española de Afectados por Acromegalia, con el patrocinio de Novartis, ha puesto en marcha una campaña que pretende dar a conocer la enfermedad y sensibilizar alrededor del impacto que ésta tiene en las personas que la padecen.  

La iniciativa propone un reto a  Yésika y Gabriel, pacientes de acromegalia, que quieren  demostrar, por un lado, que a pesar de los límites que presenta la enfermedad, son ellos mismos los encargados de marcar los límites del día a día y, por otro lado, que es necesario apoyar a las personas que como ellos han convivido con una enfermedad poco conocida.

Uno de los síntomas más frecuentes de esta patología es el crecimiento en exceso de algunas partes del cuerpo como las manos, los pies, la mandíbula o la nariz. Entre un 70% y un 100% de las personas con acromegalia sufren engrosamiento en manos y pies y cambios en los rasgos faciales. No obstante, no son los únicos síntomas, ni tampoco pueden considerarse síntomas inequívocos de acromegalia. Más bien, el agrandamiento de las extremidades es un indicio que puede ayudar a tu médico en el diagnóstico conduciéndole a  realizar otras pruebas para confirmar que es acromegalia. Así pues, si notas cambios físicos anormales en tu cuerpo, primero consulta con tu médico y espera a que te indique qué pasos debes seguir.

“Lo peor de esta enfermedad es no saber contra qué tienes que luchar, sentirte mal y no tener un diagnóstico”, dice Yésika, persona con acromegalia.

Por todo ello,  es necesario hablar sobre esta patología. Porque entre todos y con la ayuda de los especialistas podemos lograr que las personas que viven con esta enfermedad puedan tener una mejor calidad de vida y contribuir a concienciar a la población de la existencia y el impacto de la acromegalia.

¿Quieres saber más sobre la campaña? ¡Sigue atento a Tú cuentas mucho y entérate!

Y recuerda, si crees que necesitas más información o crees haber detectado algunos de los síntomas de la acromegalia, acude tu médico, él te dará las respuestas que necesitas.