¡Descubre cómo puedes beneficiarte del deporte! | Tu Cuentas Mucho

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Urticariaespondilitis anquilosanteinsuficiencia cardíaca (IC), EPOCpsoriasisdiabetes…Todas tienen dos cosas en común:

  • la primera, son enfermedades crónicas que afectan a la calidad de vida de las personas de una forma u otra;
  • la segunda, que el deporte y el ejercicio físico pueden influir positivamente en la progresión de todas ellas y mejorar el día a día de las personas con estas enfermedades.

Así pues, si tienes una enfermedad crónica, debes tener en cuenta que a la hora de afrontarla el deporte puede ser tu gran aliado. No sólo te permitirá mejorar tu estado de ánimo, sino que en la mayoría de los casos te ayudará a mejorar los síntomas si lo practicas frecuentemente. ¡Solo hay que encontrar la motivación y el deporte apropiado para tu condición!

Ten en cuenta que todos los deportes no son recomendables para todas las patologías ni para todas las personas. Así pues, es fundamental que adaptes el ejercicio a tu condición, te propongas metas realistas y consultes con tu médico cuál es la actividad más adecuada para tu caso concreto. Haciendo deporte y adquiriendo hábitos saludables podrás empezar a sentir cómo tu situación mejora con el paso del tiempo. ¿A que suena bien? Pues te contamos más…

A continuación, vamos a explicarte brevemente algunos de los beneficios que aporta el deporte a diferentes patologías. Si vives con alguna de ella, seguro que te ayudan. Si no es tu caso, comparte la información, que ¡seguro que ayudas a alguien!

Reduce el estrés con psoriasis:

la psoriasis, como muchas otras enfermedades dermatológicas, lleva aparejada una gran carga emocional derivada de la discriminación que sufren las personas con enfermedades de la piel1Practicar deporte si tienes psoriasis te permitirá reducir el estrés provocado por la patología, te ayudará a evitar o espaciar los brotes y lesiones e influirá positivamente en tu nivel emocional.

Gana movilidad con espondilitis anquilosante (EA):

A pesar de que para las personas con espondilitis anquilosante moverse requiere de un gran esfuerzo debido a la rigidez y el dolor asociados a la enfermedad, hacer ejercicio es uno de los pilares básicos para mejorar la progresión de la EA. Para ejercitarte con espondilitis anquilosante es importante elegir adecuadamente el deporte apropiado a tu condición y que sigas una serie de recomendaciones  relacionadas con el impacto del ejercicio o con la aparición de brotes. Yoga, natación o Pilates son algunos de los deportes con más adeptos entre las personas con EA.  

Mejora el flujo sanguíneo si tienes insuficiencia cardíaca (IC):

al tratarse de una afección cardíaca, el deporte está recomendado, pero deber ser siempre prescrito por tu médico. Tus circunstancias personales y el avance de la patología determinarán el tipo y la intensidad del ejercicio, pero lo que sí que es siempre recomendable es mantenerse activo y no realizar sobreesfuerzos. Al contrario de lo que la mayoría de personas piensa, se recomienda practicar al menos dos horas y media de ejercicio a la semana para mejorar el flujo sanguíneo2.

Bienestar con urticaria:

al igual que en el caso de la psoriasis, los síntomas de la urticaria pueden mejorar con el ejercicio y ayudarte en tu bienestar general, tanto físico como psicológico. Sin embargo, las personas con urticaria no siempre se sienten cómodas haciendo deporte en lugares como el gimnasio o en la piscina, a causa de los síntomas de la enfermedad. Pues bien, algunos consejos te pueden ayudar a elegir el deporte adecuado y a afrontar estas situaciones.

Evita la depresión y el aislamiento con EPOC:

aunque la disnea y la fatiga obligan a las personas con EPOC a reducir su actividad física, es fundamental mantenerse activo para evitar que enfermedad progrese y que la persona con EPOC se aísle. El ejercicio suave en sesiones cortas, las actividades aeróbicas y los ejercicios respiratorios te ayudarán a mejorar tu estado de salud.

Niveles de glucemia bajo control para la diabetes:

hacer deporte habitualmente, te permitirá mantener bajo control los niveles de glucemia y evitar futuras complicaciones relacionadas con esta patología. Junto con la alimentación, el deporte es uno de los grandes aliados para mejorar la progresión de la diabetes y, en concreto, la diabetes tipo 2.

Así pues, ya no tienes excusas para no comenzar a moverte y plantearte hacer ejercicio físico como parte de tu tratamiento para mejorar tu patología. ¿Te han entrado ganas de activarte? Pues ponte en marcha que en Tú cuentas mucho ¡nos movemos por el deporte y tu salud!