Ejercicios respiratorios para controlar el estrés en la espondiloartritis axial EA

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Como ya sabrás, la espondiloartritis axial se muestra en muchos aspectos de tu vida diaria, pero las situaciones de estrés y ansiedad hacen que los dolores se manifiesten con más dureza.

Existen ejercicios que pueden ser de gran ayuda a la hora de contrarrestar los efectos del estrés, tanto física como mentalmente, aunque realizar varias veces al día ejercicios respiratorios nunca te vendrá mal, ya que aumenta la capacidad pulmonar y el oxígeno en los tejidos.

Hoy te mostramos un recopilatorio de ejercicios respiratorios que podrás realizar en cualquier sitio. Las recomendaciones principales para realizarlos es que lleves ropa cómoda que no oprima el abdomen ni el tórax.

Ejercicio #1. Respiración torácica.

  • Primero, con una mano apoyada sobre el pecho y otra sobre el abdomen, expulsa por la boca todo el aire de los pulmones relajadamente.
  • A continuación, inspira aire lentamente por la nariz para volver a llenar tus pulmones. Este ejercicio debería de hacer que se mueva la mano apoyada en el pecho, pero no la que está apoyada sobre el abdomen.
  • Retiene el aire que acabas de inspirar unos segundos, y expúlsalo lentamente por la boca esta vez, notando cómo se deshincha el pecho.

Ejercicio #2. Respiración abdominal.

  • Apoya de nuevo una mano sobre el pecho y otra sobre el abdomen y expulsa todo el aire de los pulmones relajadamente por la boca, exactamente igual que en el ejercicio anterior.
  • A continuación, inspira aire lentamente por la nariz para volver a llenar tus pulmones. Esta vez, inspira el aire hinchando el abdomen, lo que hará que se mueva la mano apoyada en el abdomen, pero no la que está apoyada sobre el pecho.
  • Retiene el aire que acabas de inspirar unos segundos, y expúlsalo lentamente por la boca esta vez, notando cómo se deshincha el abdomen.

Podrás repetir estos ejercicios las veces que necesites, hasta que notes un mayor nivel de relajación y que la ansiedad se reduce. Se recomienda que los realices en distintas posiciones (sentado, de rodillas y de pie) para tomar consciencia en cada postura del proceso de respiración.

Ejercicio #3. Ventilación costal alta.

  • Coloca tus manos sobre las clavículas, con los codos pegados completamente al cuerpo, y expulsa todo el aire de los pulmones.
  • Inspira por la nariz dirigiendo el aire a la zona superior del tórax, a la vez que elevas los codos hasta la altura de los hombros. Mantén esta posición y la respiración durante tres segundos.
  • Expulsa el aire por la boca a la vez que bajas los codos lentamente.

Ejercicio #4. Ventilación por fases. 

Para este ejercicio será necesario un “entrenamiento” previo en el que deberás realizar una pausa de dos/tres segundos entre la inspiración y la espiración (repetir 5 veces).

  • Inspira levemente y aguanta la respiración durante dos segundos.
  • Sin soltar el aire que acabas de recoger, inspira de nuevo levemente y haz otra pausa de dos segundos.
  • Vuelve a realizar el mismo proceso una tercera vez, sin soltar el aire que has tomado, y esta vez espira sin realizar ninguna pausa.

Existen muchos tipos de ejercicios respiratorios que pueden ayudarte a controlar el estrés y la ansiedad, ¡solo tienes que encontrar el que mejor te ayude a encontrar la relajación que necesitas!

Si quieres conocer más solo tienes que seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook Twitter.

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!