¿El asma se puede prevenir?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

El asma es una enfermedad crónica que no se puede prevenir. No obstante, como los ataques de asma son desencadenados por agentes externos, como alérgenos (moho, ácaros, pelos de animales, etc.) o sustancias irritantes (humo, tabaco, contaminación, productos químicos, etc.), puedes tomar medidas para controlar mejor tu condición y prevenir la aparición de los síntomas.

Estos breves consejos te ayudarán a reducir tus ataques de asma:

  • Infórmate sobre el asma: causas, cómo controlarlo, recomendaciones, entre otros.
  • Identifica cuáles son los agentes que desencadenan o empeoran el asma y evítalos siempre que puedas.
  • Asegúrate de cumplir con el plan de acción contra el asma y el tratamiento que el médico te ha prescrito.
  • Haz tu propio seguimiento de los síntomas y la frecuencia de tu asma de tal modo que puedas compartirlo con tu médico cuando vayas a la consulta. Una buena idea puede ser llevar un diario donde registres todos los detalles importantes. Así no olvidarás ninguno cuando visites a tu médico.
  • Procura acudir a tu médico para hacerte revisiones periódicas y conocer el estado de tu enfermedad.

La reducción de los ataques de asma depende solo de ti, sigue las recomendaciones que tu médico y seguro que conseguirás mantendrá tu asma bajo control.