Preguntas frecuentes sobre asma alérgica

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

El asma es una enfermedad crónica que afecta los pulmones y las vías respiratorias produciendo inflamación y estrechamiento en las paredes internas y dificultando la entrada de aire a los pulmones. Sus síntomas más comunes son tos, sibilancias o silbidos o ‘pitos’ al respirar, presión en el pecho o falta de aire

El asma se puede desencadenar por diferentes factores como el humo del tabaco o la contaminación ambiental. En el caso del asma alérgica, el desencadenante es un alérgeno: el polen, los ácaros, el moho, el pelo de animales, etc. 

En el caso de las personas alérgicas, el asma aparece cuando se exponen a las sustancias a las que es alérgico. Así pues, antes estos alérgenos, el sistema inmune reacciona generando diferentes sustancias en el organismo, entre ellas la histamina, que provocan la inflamación de las vías respiratorias y en última instancia, la aparición del asma.

El asma alérgica se puede prevenir evitando la exposición a los factores que desencadenan la alergia, pero en algunos casos, esta circunstancia no es posible. En esos casos, es necesario tratarla para evitar que aparezca una crisis asmática.

Desde Tú cuentas mucho, respondemos a las preguntas más frecuentes que suelen surgir con relación a esta patología.

¿Se puede prevenir el asma alérgica?

El asma es una enfermedad crónica que no se puede prevenir. Aún así, se pueden tomar medidas preventivas para mejorar el control sobre tu condición y la aparición de los síntomas. Como los ataques de asma son desencadenados por agentes externos, como alérgenos, puedes controlar la enfermedad y prevenir sus síntomas si evitas o reduces la exposición a estos desencadenantes. Por ejemplo, si el desencadenante es el polvo, usar mascarilla si te encuentras expuesto a esta sustancia podría prevenir un posible ataque.

¿La patología se desarrolla igual en niños que en adultos?

El asma es una enfermedad que puede afectar a personas de todas las edades, aun así, es la enfermedad a largo plazo más común en la infancia. El asma puede comenzar en cualquier momento de la vida, pero es más probable que su aparición se produzca en la infancia. Con frecuencia, el asma de adulto está relacionada con alergias y viene acompañada de otros estados alérgicos4.  En el caso de los niños, el asma grave de inicio en la infancia, con síntomas desencadenados por las alergias, es lo que conocemos como asma alérgica de inicio temprano y se clasifica como un tipo de asma grave5.

¿Cómo se trata esta patología? ¿Se cura o es posible que desaparezca?

El asma es una enfermedad crónica que se puede controlar, pero no curar. A algunas personas se les diagnostica asma cuando son niños, pero con el tiempo parece que los síntomas desaparecen casi en su totalidad hasta llegar a la edad adulta. No obstante, los síntomas pueden aparecer de nuevo más adelante. 

El tratamiento del asma puede ser para el alivio rápido y detener los síntomas o para el control a largo plazo y prevención de síntomas. Es muy importante que siempre consultes con tu médico de confianza cualquier duda que tengas sobre las opciones de tratamiento.

¿Cuáles son las principales dificultades que encuentran las personas con asma alérgica en su día a día?

La afectación que tiene el asma alérgica en cada persona es muy diferente ya que puede variar en función de los estímulos que recibas de tu entorno y de los niveles de severidad (leve, moderado y severo), entre otros. No todas las personas que sufren de asma alérgica tienen los mismos síntomas. Generalmente los síntomas más comunes son tos, sibilancias, presión en el pecho o falta de aire. Estos síntomas pueden empeorar durante el ejercicio, al estar resfriado o en momentos de mucho estrés. 

¿Qué recomendaciones son básicas para las personas que conviven con esta enfermedad que le pueden ayudar a ganar en calidad de vida?

La mayoría de las recomendaciones que pueden seguir las personas con asma alérgica para mejorar su condición, y en consecuencia su calidad de vida, se relacionan con tomar medidas que ayuden a manejar la enfermedad, como, por ejemplo:

  • Identificar cuáles son los alérgenos y agentes que desencadenan o empeoran el asma y evitarlos siempre que se pueda. 

  • Mantener un registro y hacer un seguimiento de los síntomas y la frecuencia de los ataques de asma para compartirlo con el médico en la consulta.

  • Hacer revisiones periódicas, acudir al médico con regularidad y seguir sus recomendaciones.

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!