¿En qué consiste una espirometría?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

La espirometría es una de las pruebas más usadas para medir la función pulmonar. Consiste en evaluar la funcionalidad de tus pulmones al medir cuánto aire puedes expulsar al respirar hondo y qué tan rápido puedes hacerlo usando un espirómetro.

El espirómetro es un dispositivo que mide la cantidad de aire que sale de los pulmones, así como la fuerza y la velocidad con que lo hace. El objetivo, por lo tanto, es medir la calidad de la inspiración y espiración forzadas. La prueba consiste en respirar por la boca usando el tubo desechable del espirómetro:

  1. Una vez preparado te pedirán que respires con normalidad a través del tubo para comprobar que el dispositivo capta bien tu respiración y que respiras sin problemas.
  2. Tus médicos medirán flujo de aire durante la respiración normal.
  3. Luego te pedirán que respires profundamente y contengas el aire en tus pulmones un par de segundos.
  4. Sopla tan fuerte y rápido como puedas. Recuerda no interrumpir el soplo, deberás soplar todo de una vez.
  5. Tu doctor o enfermera tomará nota de los valores obtenidos en el espirómetro.
  6. Si durante la prueba has tosido o no has seguido los pasos correctamente, deberás repetirla.

Con los valores que aporte la prueba, tus médicos podrán detectar con más exactitud qué es lo que tienes.