Impacto emocional de la migraña ¿En qué me puede ayudar el psicólogo?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

El impacto de las crisis de migraña no solo se mide a través de los síntomas que experimentan las personas con esta enfermedad, sino que existen muchos otros factores que afectan a la calidad de vida de los migrañosos, tanto a nivel físico como emocional.

¿En qué me puede ayudar el psicólogo si tengo migraña? Si sufres esta enfermedad neurológica es normal que tengas sensaciones negativas como rabia, impotencia, tristeza o miedo, durante un ataque de migraña. Esto puede afectar mucho a la vida en familia, ya que limita el tiempo que pasas con tus seres queridos y, es decir, tu tiempo de calidad.

Muchas personas también pueden sentir incomprensión por parte de su entorno laboral y familiar debido al desconocimiento que existe sobre la enfermedad neurológica, calificandola de “solo un dolor de cabeza”.

Cuando ese malestar se prolonga en el tiempo, ahí es cuando puede intervenir el psicólogo, con el fin de ayudarte gestionar mejor la enfermedad. Según Blanca Borda, psicóloga clínica especializada en neurología, esta asistencia es clave para reducir la frecuencia y la intensidad de los ataques y, sobre todo, para aprender a vivir de otra manera, reduciendo el sentimiento de culpabilidad que muchas personas suelen desarrollar.

Hacer partícipes de la enfermedad a los miembros de tu familia es también una medida que puedes tomar para disminuir el impacto emocional que tiene la migraña en tu vida. Es muy importante que los miembros de tu familia se formen sobre esta enfermedad y sepan cómo tomar partido para ayudar.

Para lograr que todos estos aspectos se lleven a cabo de la mejor forma posible, es imprescindible que exista una concienciación social sobre la enfermedad, que se trate a la migraña como una enfermedad real y que aquellos que la padecen no sientan culpabilidad por no desarrollar ciertas tareas en momentos determinados, debido a un ataque. 


Para ello, la neuróloga especialista en Cefaleas de la Clínica Universidad de Navarra, Margarita Sánchez del Río, destaca la necesidad de aprovechar las nuevas terapias y tratamientos preventivos, que ayudarán a controlar mucho mejor la enfermedad y mejorarán significativamente la vida del paciente migrañoso.