Mito: El dolor de piernas no tiene nada que ver con las enfermedades del corazón

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

¿Se te hinchan las piernas, notas hormigueo o inflamación en los tobillos? ¿Crees que simplemente es un achaque de la edad? Es probable, pero, por si acaso, deberías conocer que el dolor en las piernas es uno de los síntomas de una posible enfermedad cardiovascular. Por ello, si tienes dudas, te recomendamos que lo consultes con tu médico para asegurarte.

Se considera que uno de los síntomas evidentes de que existe un problema cardíaco es la inflamación de los pies y tobillos, así como el dolor en las piernas.  A veces también pueden aparecen calambres al caminar, que desaparecen en reposo.

La explicación es muy sencilla. Cuando el corazón no funciona correctamente o existe algún problema en el sistema circulatorio, el flujo sanguíneo se vuelve lento y no es capaz de llegar a las arterias y venas de las extremidades más alejadas. Por este motivo, los brazos y las piernas son los primeros en sentir los síntomas de una dolencia cardíaca. Además, pueden venir acompañados de inflamación en el estómago, ya que la sangre tampoco llega correctamente a los órganos del abdomen.

Enfermedades como la insuficiencia cardíaca o la enfermedad vascular periférica (EVP) se pueden manifestar en dolor de piernas. Así pues, si experimentas con frecuencia dolor, hormigueo, hinchazón en los tobillos y piernas o has notado un aumento de peso, mejor consúltalo con tu médico. Él te aconsejará cómo proceder para descartar si es una consecuencia de la edad o de una enfermedad cardiovascular.

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!