Si tienes artritis psoriásica, ¡cuéntale a tu médico cómo te sientes!

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

¿Sabías que se ha demostrado científicamente el valor que tiene que una buena relación entre médico y paciente? Según un estudio reciente, las buenas relaciones realmente mejoran los resultados sanitarios.1,2

¿Eres un buen paciente?

Aunque tu médico sea el más amable y brillante del mundo, necesita algo de ayuda por tu parte. Antes de cada cita, dedica un tiempo a hacer los “deberes”: lleva un control de tus síntomas y explícale tu estilo de vida. Si tomas notas diariamente de la evolución de tus síntomas, esto puede ser de gran utilidad para que tu médico pueda detectar patrones y factores desencadenantes de brotes de artritis psoriásica, evitando así futuros brotes.

Otro buen consejo es tener una lista actualizada de las preguntas que quieres hacer a tu médico, clasificándolas por orden de prioridad. También es positivo ir acompañado a la visita, ya que los médicos pueden dar una cantidad abrumadora de información, especialmente en las primeras visitas después del diagnóstico.

Y muy importante: ¡no olvides tu libreta! En ella podrás anotar cualquier consejo que te dé.

¿Hablas abiertamente con tu reumatólogo?

A pesar de que todos deberíamos sentir que podemos hablar en confianza con el médico, la realidad puede ser un poco diferente. Según un estudio realizado en Estados Unidos, el 30% de las mujeres y el 23% de los hombres han dicho a sus médicos mentiras piadosas o les han ocultado información3. Aunque la idea de hablar de un determinado síntoma o problema puede hacer que te sientas incómodo, tienes que recordar que probablemente haya dado consejos sobre ese problema muchas veces antes. Incluso si tu problema es también algo nuevo para él, te tomará en serio y tratará de encontrar una solución.

En ocasiones, hay médicos que no proporcionan toda la información de la que disponen a sus pacientes o les dan explicaciones demasiado sencillas para no causarles confusión o para no darles esperanzas poco realistas4. Si crees que tu reumatólogo te está tratando con pies de plomo, dile que no es necesario que lo haga y que sea franco contigo.

Ya lo sabes: para tener una relación de confianza con tu médico, investiga, anota sus consejos y comunícate abiertamente con él. Después de todo, ¡para que una relación funcione hacen falta dos y tú y tu médico estáis juntos en esto!

Descárgate todos estos consejos en la infografía "¡Cuéntale a tu médico cómo te sientes!"

¿Quieres saber más sobre la psoriasis y mejorar tu calidad de vida con esta patología?

Síguenos en redes sociales

Te esperamos en nuestras redes sociales.

¡No te pierdas nada!