Maternidad y Espondiloartritis axial | Tu Cuentas Mucho

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

Para las mujeres que quieren tener hijos y conviven con espondiloartritis axial, una de las principales preocupaciones es si estarán en plenas facultades para cuidar de su bebé y que la patología no sea una limitación en su maternidad. 

Hoy queremos darte algunas recomendaciones para que, una vez pasado el embarazo, puedas empezar a disfrutar de tu bebé con total normalidad. 

Debes tener claro que cada embarazo es único, al igual que el postparto, y la enfermedad se comporta de diferentes formas dependiendo de la persona. Además, debemos ser conscientes de que el postparto puede ser complicado, exista o no espondiloartritis axial en la madre. 

Cabe la posibilidad de que los síntomas de la EspAax aumenten cuando hayas dado a luz, pero recuerda que, si has planificado tanto el embarazo como el postparto con tu reumatólogo, estos síntomas estarán más controlados.

No tengas miedo o sientas vergüenza en apoyarte y pedir ayuda a tu círculo cercano (amigos y familiares, además de tu pareja) para compartir la responsabilidad y las tareas que conllevan tener un bebé recién nacido. En ocasiones algunas madres no recurren a la ayuda de terceras personas por sentirse culpables al ser su bebé, pero la realidad es que dejar que te ayuden no te hace ser peor madre. 

La lactancia es otro de los temas que más preocupan a las madres con EspaAx. Si has decidido dar el pecho a tu bebé, deberás de consultar con tu médico la medicación que puedes tomar durante la época de lactancia, ya que algunos fármacos pueden pasar a la leche materna y afectar al recién nacido. Recuerda que en ningún caso deberás de pausar el tratamiento sin consultar con tu especialista

De la misma forma que con otras tareas, pide consejo tanto a otras madres como a profesionales del ámbito de la salud (matronas, por ejemplo), para saber cuál es la mejor manera de amamantar a tu bebé. Cuida las posturas que utilizas para dar el pecho, ya que pasarás bastante tiempo en una misma posición y eso puede aumentar los dolores o la rigidez de algunas articulaciones.

En otros casos algunas madres se deciden por las leches maternizadas, así pueden compartir la responsabilidad de alimentar al bebé con su pareja. En este caso no habrá problema en cuanto al tratamiento que sigas para la EspaAx porque en ningún momento lo transmitirás al bebé. 

Si quieres conocer más solo tienes que seguirnos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Curated Tags