¿Cómo afecta la diabetes a las personas mayores?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

En España, según datos del estudio [email protected] 1, la prevalencia de la diabetes en personas mayores de 75 años es del 30,7% en varones y del 33,4% en mujeres, es decir, que en torno al 30% de las personas mayores de 75 años tienen diabetes en España. Además, de este 30% de personas con diabetes, se estima que un 10% no han sido diagnosticadas aún y desconocen por completo que tienen esta patología.

Si estás en este rango de edad o conoces a alguien de edad avanzada con diabetes, en Tú cuentas mucho, hemos recopilado algunos datos para que entiendas un poco mejor cómo afecta la diabetes a las personas mayores y sepas cuáles son las principales recomendaciones para mantener la diabetes tipo 2 bajo control.

¿Cómo afecta la diabetes a las personas de edad avanzada?

A medida que nos hacemos mayores nuestro cuerpo va experimentando una serie de cambios a nivel fisiológico: los ciclos del sueño se alteran y nuestras barreras de defensa se tornan un poco más sensibles, entre otros.2 Estos cambios provocan que algunas enfermedades nos afecten de un modo distinto. Asimismo, en las personas de edad avanzada el riesgo de comorbilidades o enfermedades asociadas a la diabetes tipo 2 es más elevado2.

En el caso de la diabetes tipo 2 existe una clara diferencia entre cómo se desarrolla en personas jóvenes y de edad más avanzada: y es que entre los más mayores, algunos de los síntomas pasan desapercibidos, por considerarse parte del proceso de envejecimiento normal, y, en ocasiones, son incluso indetectables2.

¿Por qué es tan importante llevar un control exhaustivo de la diabetes a esta edad?

Es importante controlar la diabetes en personas mayores porque se puede mejorar mucho su calidad de vida y prevenir algunos problemas de salud que van directamente relacionados con el avance de la patología. Por ello, la detección temprana y el abordaje de la enfermedad son de suma importancia.

Así pues, si tienes más de 75 años y tienes diabetes o sospechas que podrías tenerla, debes visitar a tu médico para seguir las recomendaciones oportunas, o para un diagnóstico adecuado, si aún no te han diagnosticado.

Adoptar unos hábitos de vida saludables son también acciones clave para afrontar la enfermedad con una actitud positiva y así conseguir una mejor calidad de vida. Te dejamos algunos consejos a continuación:

  • Realiza ejercicio físico: ¿quién dijo que los mayores no pueden hacer ejercicio? La masa muscular y la fuerza disminuyen de manera natural con la edad, y debido a ello es muy recomendable realizar ejercicio físico para fortalecer músculos, articulaciones y resistencia en el caso de los pacientes diabéticos más mayores. Gracias a la actividad física, conseguimos bajar de peso, disminuir la presión arterial y el colesterol y prevenimos enfermedades cardiovasculares. Consulta con tu médico qué tipo de ejercicios terapéuticos son los más indicados para ti o tu familiar.
     
  • Bebe muchos líquidos: cuando nos hacemos mayores somos más proclives a sufrir deshidratación puesto que disminuye la sensación de sed. Este es un punto clave en las personas con diabetes, puesto que la falta de líquidos puede causar desequilibrios en el nivel de glucosa en sangre.

Mantener una dieta saludable: la dieta es de suma importancia para mantener estables los niveles de azúcar en sangre. El cuerpo de cada persona es único y tiene unas necesidades específicas, así que cada persona requerirá un tipo de dieta ajustada a sus necesidades. Para ello, tu médico diseñará el plan de alimentación más adecuado para ti. No obstante, la dieta mediterránea  está avalada por sus beneficios en el control y prevención de la diabetes tipo 2.