¿Cómo cuidarte si eres mujer con diabetes tipo 2?

Parece que estás utilizando una versión antigua de Internet Explorer que no es compatible. Le aconsejamos que actualice su navegador a la última versión de Microsoft Edge, o que considere el uso de otros navegadores como Chrome, Firefox o Safari.

Bottom of hero banner

En el marco del Día Internacional de la Mujer, queremos acercarte las claves para conocer cómo afecta la diabetes tipo 2 a la mujer española en todas las fases de su vida y cuáles son los mejores consejos para prevenir sus efectos en cada etapa.

La diabetes tipo 2 es más frecuente en los hombres que en las mujeres: casi un 70% de los casos diagnosticados son hombres. Sin embargo, a partir de los 45 años la tendencia se invierte. Después de los 75 años, la diabetes tipo 2 tiene más incidencia en las mujeres que en los varones.

El riesgo de las enfermedades cardíacas es la complicación más común de la diabetes . Estas complicaciones son también más frecuentes en la mujer con diabetes tipo 2 que en el hombre con esta patología. Así que ¡hay que cuidarse!

Esta infografía te ayudará a conocer cuáles son los principales factores de riesgo en cada etapa y cómo cuidarte en cada caso.

  • En la mujer joven. La diabetes interfiere en la fertilidad: la resistencia a la insulina inicial puede favorecer la aparición de ovarios poliquísticos dificultando el embarazo. Los expertos recomiendan evitar el sedentarismo y mantener una dieta saludable.
  • En la mujer adulta. También se ve afectada de forma importante en la gestación. La menopausia y el aumento de peso son los principales factores de riesgo en esta etapa, por tanto, para prevenirlos hay que reducir las grasas y las calorías de la dieta y mantener una actividad física habitual.
  • En lo referente a la mujer anciana, más allá de las limitaciones de movilidad derivadas de la obesidad, la diabetes suele provocar problemas visuales, renales y algunos casos de ictus. Se recomienda por tanto prevenir la discapacidad y la dependencia con ejercicio apropiado para esta edad.

Como siempre, si tienes más preguntas sobre qué puedes hacer en tu caso concreto, no dudes en comentarlo con tu médico. Él te podrá dar toda la información que necesites.