El impacto emocional y psicológico de la Urticaria Entrevista a Maria Antonia Gimeno, presidenta de AAUC

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

En Tú Cuentas Mucho hemos entrevistado a Maria Antonia Gimeno, presidenta de la Asociación de Afectados por la Urticaria Crónica (AAUC), para hablar sobre el impacto emocional y psicológico que puede suponer vivir con esta patología crónica y cuáles son las opciones que existen para obtener ayuda y poder gestionar la urticaria crónica de la mejor manera posible en el día a día.

Según Maria Antonia, la vida diaria de una persona que sufre urticaria crónica se ve afectada en todos los aspectos: relaciones sociales, relaciones laborales, qué comer, cómo vestir, psicológicamente…

Al ser una patología crónica, es decir, de larga duración, el impacto a nivel emocional y psicológico es continuo: sentirte mal contigo mismo cada día, estar mal físicamente, te afecta en tu día a día… todo esto se convierte en una carga psicológica y emocional muy fuerte, pudiendo llegar hasta el punto de entrar en depresión. Por esta razón, la ayuda psicológica a estas personas es necesaria, comentó la presidenta de la AAUC.

Como hemos dicho, la urticaria crónica tiene un impacto en todos los aspectos de la vida. A nivel laboral, por ejemplo, las personas que tienen esta patología sufren bajas laborales, cosa que afecta directamente a su carrera profesional.

A nivel social, existen muchos estigmas y etiquetas hacia esta patología y esto puede causar rechazo social. Un ejemplo de este rechazo social que nos explica Maria Antonia, es el caso de una paciente con urticaria crónica que acudió a una piscina pública en verano. Esta patología causa ronchas y rojeces en la piel, por lo que cuando la paciente se quedó en ropa de baño, todo el mundo la estaba observando e incluso apartándose de ella, ya que no sabían si se trataba de una enfermedad contagiosa o no.

Por eso, es importante darle visibilidad para que la sociedad conozca esta patología y pueda entender mejor a las personas que la sufren.

Sabemos que vivir con urticaria crónica no es fácil, pero es importante aceptar y aprender a vivir con esta patología, entender lo que te sucede, saber cómo tú y tu cuerpo vais a reaccionar e ir haciéndote poco a poco más fuerte psicológicamente para ser capaz de afrontar esta enfermedad.

Pero debemos recordar también que el soporte psicológico puede ser esencial para todas aquellas personas que padecen urticaria crónica y que lo necesiten, ya que puede ser una herramienta fundamental en el manejo de la patología y de su vida.