¿Qué es la urticaria crónica?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Cuando hablamos de urticaria, nos referimos a mucho más que a un simple picor y ronchas en la piel. La urticaria, es una aflicción que puede llegar a durar meses y que tiene un gran impacto en la vida de quienes la padecen: tanto por el aspecto psicosocial como por el dolor o la molestia que causa. Se considera urticaria crónica cuando esta patología dura más de 6 semanas1. Aun así, puede manifestarse de formas muy distintas, en función de su tipología. Por eso, hoy hablamos de la colinérgica, un tipo de urticaria crónica inducible, que se asocia a un aumento de la temperatura corporal.1

Para comprender su impacto hay que entender el papel que tiene la piel en nuestro día a día.

Se estima que la piel de una persona adulta puede llegar a medir hasta dos metros cuadrados, lo que la hace el órgano más grande de nuestro cuerpo. Sin duda, es el órgano más visible y su principal función es la de proteger el resto de órganos que componen nuestro sistema, lo que a su vez lo hace el más vulnerable al entorno externo.

Es precisamente esta exposición y vulnerabilidad la clave en el caso de la urticaria, una condición caracterizada por el desarrollo ronchas rojizas (urticaria), angioedema o ambos.1 La urticaria es una enfermedad que tiene lugar cuando los mastocitos (una célula del sistema inmunológico) liberan histamina para contraatacar reacciones alérgicas o inmunológicas, aun así, es difícil determinar la naturaleza de esta patología, ya que tiene muchas otras características.1

Si has sido diagnosticado recientemente con Urticaria Colinérgica, a continuación, te damos algunas recomendaciones para mitigar la intensidad de los brotes.

  • Reducción del estrés físico y emocional: algunas pruebas indican que los brotes de esta patología y la gravedad de éstos están relacionados con los niveles de estrés. Esto es válido tanto para el estrés emocional como para el físico, que en algunas entidades puede ser relevante para el desarrollo de síntomas.1
     
  • Hacer seguimiento con el dermatólogo y/o alergólogo: si bien esta patología no tiene una cura definitiva, seguir las indicaciones del profesional sanitario es fundamental para reducir las molestias con los medicamentos necesarios.

Como puedes ver, existen diferentes apoyos y herramientas para controlar los detonantes de la urticaria colinérgica que pueden ser muy útiles para mejorar tu bienestar y recuperar calidad de vida.