Urticaria y gimnasio: una combinación posible

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

Cuando tienes urticaria crónica espontánea (UCE) puede ser que tu vida social se vea afectada y no sólo por el complejo de mostrar la piel, sino también por el dolor causado por la aparición de ronchas o habones en la piel. Bajo el lema “Dale la vuelta a la urticaria”, la Asociación de Afectados de Urticaria Crónica (AUCC), en colaboración con Novartis, han puesto en marcha una iniciativa que tiene el doble objetivo de informar y concienciar a la sociedad acerca de la verdadera afectación de esta patología en la calidad de vida de las personas que la padecen.

El verano ya queda muy lejos y el descenso de las temperaturas hace que busquemos planes más calurosos y cálidos, como, por ejemplo, plantearse acudir al gimnasio. Si te planteas empezar a hacer más deporte y tienes urticaria, te ofrecemos algunos consejos prácticos para afrontar el gimnasio con UCE. Y no olvides que, para notar una mejoría en tu piel, el apoyo médico y psicológico es muy importante.

Encuentra tu motivación: 

estás en el gimnasio, ¿por qué? El ejercicio es bueno para verte bien físicamente, pero también es una vía de escape que tiene el cuerpo, pues mediante el ejercicio se liberan endorfinas que ayudan emocionalmente porque contribuyen a aliviar el estrés y despejar tu mente. ¡El ejercicio te hace bien!

Afronta la situación: 

sé consciente. La aparición de un brote de urticaria puede darse en cualquier momento, así que siéntete seguro. Tu piel es parte de ti y no debes avergonzarte de ella. ¡Muéstrala!

Busca la ropa que te haga sentir cómodo:

aunque la ropa deportiva cada día es más apretada, recuerda que hay mucho donde elegir. Encuentra esa ropa que te haga sentir bien y cómodo. ¡Complejos fuera!

Confía en tu médico: 

una comunicación continua con tu dermatólogo es el primer paso para mejorar tu piel. Comparte con él tus dudas y preocupaciones, también sobre este aspecto, te dará más consejos y motivos para que hagas deporte. ¡Habla con él, está ahí para ayudarte!
La urticaria no debería ser un impedimento para disfrutar de tu vida social, así que intenta incorporar estas sugerencias en tu día a día, junto con las recomendaciones de tu médico. Anímate… ¡empieza hoy mismo el gimnasio y... #DaleLaVueltaALaUrticaria!