Psoriasis nerviosa: ¿Cómo afecta el estrés y la ansiedad a tu psoriasis?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

La psoriasis es una enfermedad de la piel que tiene su origen en un trastorno del sistema inmunológico. El descontrol del sistema inmune provoca que las células de la capa superior de la piel crezcan más rápido de lo normal, dando lugar a las placas psoriásicas con distintas formas clínicas (en gotas, pustulosa, etc.)

Si tienes psoriasis, ya sabrás que hay muchos desencadenantes que pueden provocar el descontrol del sistema inmune, y, por lo tanto, los brotes de psoriasis.

Uno de ellos y de los principales, es el estrés psicológico, que hace que el cuerpo libere unas sustancias que afectan a varios órganos del cuerpo, incluida la piel, haciéndola más propensa a inflamarse y, al estar debilitado el sistema inmunológico, éste no puede responder de forma óptima a la inflamación. De este modo, aparecen los brotes de psoriasis y artritis psoriásica con placas de psoriasis que producen dolor y picor, o manifestaciones en el tejido articular que causan hinchazón y dolor en las articulaciones. Cuando el origen de un brote de psoriasis es el desequilibrio del organismo provocado por el estrés, la llamamos psoriasis nerviosa.

Como ya sabes, la psoriasis puede afectar a las relaciones interpersonales y a la vida diaria de la persona que la sufre, pudiendo provocar esto aún más estrés y ansiedad. Por esta razón, es importante que si tienes psoriasis y sufres estrés, rompas con el círculo vicioso que puede provocar esta enfermedad: a mayor estrés, más brotes y más ansiedad.

¡Aprende a controlar el estrés y la ansiedad!
Cada persona es diferente y debe encontrar la mejor forma para eliminar el estrés. Sin embargo, éstas son algunas recomendaciones que te pueden ayudar:

  • Técnicas de relajación: elimina tensiones y siéntete mejor.
  • Ejercicios específicos: como el yoga, el tai-chi o el pilates.
  • Practica deporte: al segregar endorfinas mejorará tu estado de ánimo.
  • Expresa tus emociones: compartir tus sentimientos y buscar un apoyo puede ayudarte mucho.

Si quieres aprender más sobre estas técnicas de relajación aquí te contamos en detalle en qué consiste cada técnica.  

Finalmente, te aconsejamos tener una buena relación con tu dermatólogo para que te pueda ayudar a controlar tu psoriasis y tus emociones.

¡No dejes que la psoriasis ni el estrés paren tu vida! #PsoriasisSinLimites