Si tienes diabetes tipo 2, ¡cuida tus riñones!

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Bottom of hero banner

La Diabetes Mellitus tipo 2 (DM2) es una enfermedad crónica que está ligada al envejecimiento y su prevalencia se incrementa con la edad. En España, el 63% de los pacientes con diabetes tienen más de 65 años y se estima que en las próximas 3 décadas se cuadruplique el número de pacientes mayores de 70 años a nivel mundial.

Los pacientes con DM2 tienen un mayor riesgo de insuficiencia renal y, además, la disminución de la función renal también está relacionada con la edad. La Enfermedad Renal Crónica (ERC) aparece en un 20-40 % de las personas con diabetes y es la primera causa de Enfermedad Renal Terminal.

Para mantener un control óptimo de la DM2 y de la ERC, es necesario seguir una alimentación correcta. Para ello, hay que tener en cuenta varios parámetros de la dieta:

  • El consumo de proteínas
  • El aporte de potasio
  • La cantidad de fósforo
  • La sal que se consume
  • El tipo de grasas que forman parte de nuestra alimentación

El potasio es un mineral ampliamente distribuido en muchos alimentos especialmente en frutas y verduras. En pacientes con insuficiencia renal, este mineral se elimina menos por la orina y por tanto aumenta su presencia en la sangre. Niveles altos de potasio ocasionan síntomas como hormigueos, calambres, debilidad muscular, arritmias e incluso parada cardíaca.