¿Cómo vivir el invierno con urticaria?

It looks like you are using an older version of Internet Explorer which is not supported. We advise that you update your browser to the latest version of Microsoft Edge, or consider using other browsers such as Chrome, Firefox or Safari.

Como sabrás, la urticaria crónica espontánea es una afección grave de la piel que se manifiesta por la aparición de ronchas o habones en la piel, causando enrojecimiento, hinchazón, prurito y, a veces, dolor. Pero esta patología no afecta únicamente al físico de las personas que la padecen, también les afecta mucho psicológicamente, haciéndoles sentir inseguros con su propio aspecto.

La llegada del invierno puede afectar negativamente a la piel de los pacientes con urticaria, provocando lo que se conoce como urticaria a frigore (urticaria por frío), un tipo de urticaria crónica que se da especialmente en personas de menos de 30 años.

A esta patología se la conoce también como alergia al frío, ya que las bajas temperaturas, el contacto con superficies frías e incluso tomar bebidas o alimentos a baja temperatura pueden provocar sequedad en la piel y con ello las personas pueden sufrir picores y dolor.

Lo primero que tienes que hacer si padeces urticaria es sentirte seguro, tener confianza en ti mismo. Recuerda que muchas personas no saben qué es la urticaria y desconocen por completo la afección y su diagnóstico. ¡Cuéntale al mundo cómo te sientes!

Este invierno, gánale la batalla al frío con estos consejos y mejora el estado de tu piel:

  • Hidrátate:  de la misma manera que en verano bebes agua porque tu cuerpo te lo pide, aprovecha el invierno para usar cremas hidratantes. Además, si vas a la nieve no olvides un protector solar y algo para hidratar tus labios.
  • Abrígate: intenta vestir con prendas suaves pero abrigadas. Recuerda que el contacto con superficies frías empeora el estado de tu piel, así que utiliza guantes y controla la temperatura de tu casa y tu lugar de trabajo.
  • Tómate tiempo libre. Recuerda que el estrés puede provocar la aparición de un brote.
  • Y, por último, consulta siempre con tu médico cuando veas cualquier cambio en tu piel. Al final él será tu principal aliado contra la urticaria crónica espontánea.

¡#DaleLaVueltaALaUrticaria y que nada te impida disfrutar del invierno!